“Ya no podemos”: olla común cambia carne de pollo por menudencias ante alza de precios

Madres de la olla común Altas Montañas hacen un pedido de ayuda para continuar con su ardua labor.

Olla común requiere de ayuda con urgencia para seguir operando. Foto: Antonio Melgarejo / La República
Olla común requiere de ayuda con urgencia para seguir operando. Foto: Antonio Melgarejo / La República
Sociedad LR

El actual incremento de algunos productos de la canasta básica ha significado un problema para las ollas comunes existentes en Lima Metropolitana. Justamente, esto ha repercutido en las madres de la olla común Altas Montañas, ubicada en San Juan de Lurigancho (SJL).

En un informe de RPP, una de las coordinadoras del servicio, Andrea Gómez, mencionó las dificultades que afrontan en medio de la pandemia y el alza de costos.

“Los precios han subido, el balón de gas está 50 soles, estamos a las justas. El alza del precio de los pollos, como ollas comunes tenemos niños y madres gestantes que necesitan alimentarse. Además, nuestros caminos están muy mal y se dificulta subir y bajar constantemente. El precio del aceite está a 10 soles, ahora no podemos trabajar como antes por la pandemia, los precios suben, pero nuestros ingresos no”, sostuvo.

Asimismo, las progenitoras han tenido que suplir algunos alimentos por otros para lograr abastecer a las personas. “El precio del pollo está elevado y no tenemos los recursos para comprar. Lo que hacemos ahora es: compramos menudencia para hacer un caldo o un guiso, más que todo para los niños”, manifestó.

También recalcó la importancia de continuar alimentando a los menores, ya que ellos necesitan cubrir esa necesidad básica. “Un adulto sí espera y puede aguantar con una taza de agua o pan remojado, pero los niños no. Los niños tienen que comer y buscamos la manera de comprar (algo para ellos)”, añadió.

Por otro lado, Gómez indicó que ahora invertían más en la preparación de los menús, puesto que el precio aproximado era de 50 soles, pero ahora es cerca a los S/ 80. Por este motivo, han tenido que aumentar el precio en 50 céntimos.

Lazy loaded component

No obstante, esto no alcanzaría. “Estamos a las justas y tenemos niños, madres gestantes. Ya no podemos con esto, estamos a las justas”, dijo.

Si usted u alguna institución quiere colaborar con esta olla común, comuníquese o escriba al número 902 985 842.

Congreso negó proyecto de ley de seguridad alimentaria

El pasado Congreso de la República rechazó el proyecto de ley n.° 6847 de seguridad alimentaria y nutricional, el cual destinaba un presupuesto para apoyar a las ollas comunes, que en la actualidad son más de 2.034 que alimentan a más de 200.000 personas por día.

Manos a la Olla pidió que se reconsideré este proyecto y se logré beneficiar a estas asociaciones. Por el momento, el actual Parlamento no se ha pronunciado sobre el tema.