VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Piura: recuperan área intangible que perteneció a las culturas Tallán y Chimú

En el 2003 este espacio fue declarado Patrimonio Cultural por el Ministerio de Cultura. Diez años después fue invadida por un morador.

Áreas protegidas son recuperadas por personal municipal. Foto: La República
Áreas protegidas son recuperadas por personal municipal. Foto: La República
Luz  Aquino

La Municipalidad Distrital Castilla (Piura) ejecutó la demolición de un cerco perimétrico en la Huaca El Bosque, ubicada en la calle Los Jacintos 102 de la urbanización del mismo nombre. La acción se hizo en cumplimiento de una orden judicial, ya que el predio fue cercado sin autorización en el 2014.

El alcalde José Aguilar Silva indicó que se hizo valer del principio de autoridad y actuó dentro de la ley, ya que se trata de una zona declarada como intangible. Aquí se encuentran los restos arqueológicos de las cultura Tallán y Chimú, que datan del periodo intermedio tardío, es decir entre los años 1.300 y 1.400 después de Cristo.

Según el expediente judicial, Inocente Manayay Sánchez, instaló un cerco rudimentario que fue retirado por la comuna. Luego desobedeció todas las notificaciones y órdenes judiciales que pedían detener las construcciones. Lejos de ello, levantó un depósito de materiales y maquinaria, que no contaba con el permiso municipal.

La ejecutora coactiva de la municipalidad, Katty Ferro, señaló que en el 2003 este espacio fue declarado Patrimonio Cultural por el Ministerio de Cultura. Diez años después, el invasor instaló un cerco de alambre y solicitó una licencia de construcción al municipio, la cual fue denegada porque la zonificación no lo permitía.

Pese a ello, Inocente Manayay cercó el lugar con material noble, por lo cual Fiscalización le impuso una multa y solicitó el retiro voluntario del muro, pero jamás se hizo. “El señor plantó árboles alrededor, creando un cerco natural, abarcando más del espacio cultural. Iniciamos un proceso judicial ante el Juzgado Mixto de Castilla, en primera y segunda instancia se ordenó la demolición”, dijo Katy Ferro.

La funcionaria contó que Manayay utilizó maquinaria pesada para nivelar terreno, excavar zanjas y construir bases y columnas de concreto y levantar paredes, hasta que el Ministerio Público hizo la respectiva denuncia. Ello, a pesar que el Ministerio de Cultura pidió no realizar más modificaciones para no alterar el patrimonio.

André Vidal, arqueólogo de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Piura, detalló que esta zona es un monumento arqueológico invaluable, importante para la historia de la región Piura. Proteger este lugar permitirá recuperar las evidencias de arquitectura y cerámica de las culturas Tallán y Chimú.