Hospital Regional de Áncash presenta plan de trabajo ante eventual tercera ola

Entre las necesidades se encuentran balones y una nueva planta de oxígeno, isotanque para oxígeno líquido, equipos complementarios para alto flujo de oxígeno, financiamiento para equipamiento, presupuesto para recursos humanos, entre otros.

También se requiere concluir la nueva troncal del edificio principal donde funciona el área UCI COVID-19. Foto: difusión
También se requiere concluir la nueva troncal del edificio principal donde funciona el área UCI COVID-19. Foto: difusión
LR Norte

Tras participar de una reunión de trabajo convocada por el Gobierno Regional de Áncash (GRA), el saliente director del Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón, César Acevedo Orellano detalló el estado situacional del nosocomio y entregó el plan de trabajo para una eventual tercera ola de la COVID-19.

Acevedo Orellano expuso ante el gerente regional, Víctor Sichez, y otros funcionarios, la situación en la que encontró al hospital de Nuevo Chimbote y todo el trabajo que se efectuó para la atención de los pacientes infectados por el virus como la contratación de médicos especialistas para la unidad de cuidados intensivos (UCI), que de ocho camas que se tuvo en diciembre se logró incrementar hasta 16.

Asimismo, pese a ser el hospital emblemático para casos COVID-19, que en su pico más alto llegó a tener 215 hospitalizados, el nosocomio sureño siguió atendiendo a los pacientes que llegaban con otras patológicas diferentes; incluso la dirección ejecutiva organizó, junto con las municipalidades, hasta cinco campañas médicas gratuitas en varios distritos.

Vale resaltar que la jornada de trabajo sirvió para que el director explique las necesidades que tiene el hospital tanto en recursos humanos, equipamiento, infraestructura y presupuesto para mejorar el trabajo que se ha venido realizando, especialmente ahora a puertas de una eventual tercera ola.

Entre las necesidades se encuentran balones y una nueva planta de oxígeno, isotanque para oxígeno líquido, equipos complementarios para alto flujo de oxígeno, financiamiento para equipamiento, presupuesto para recursos humanos ante eventual tercera ola y mejorar sistema de oxígeno en el Módulo de Hospitalización Temporal.

También se requiere concluir la nueva troncal del edificio principal donde funciona el área UCI COVID-19, incorporar más kits de UCI adulto, pediátrico y neonatal, reequipar el centro quirúrgico y los laboratorios, incorporar nuevas tecnologías en radiología (resonador magnético) y un equipo electrógeno nuevo de alto voltaje.

Por último, el saliente director expuso ante los funcionarios del GRA y entregó en físico el Plan de Respuesta ante el COVID-19 por la tercera ola, documento donde se contempla las acciones desde agosto a diciembre para contener la propagación de la pandemia, y reducir la mortalidad y morbilidad de esta temida enfermedad.