Espinar concentra la mayoría de casos de trata de personas en Cusco

Alerta. Fiscal Andronika Zans señala que localidad concentra casos por ser zona minera. Pide denunciar delito.

La Republica
Operativos. Fiscalía rescata a víctimas de tratantes.
Luis Álvarez Guevara

De acuerdo al Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, la región Cusco ocupa el quinto lugar en el delito de trata de personas a nivel nacional, luego de Loreto, Lima, Madre de Dios y Puno.

En los últimos años la provincia de Espinar se ha convertido en uno de los sectores donde se concentra la trata, informó la fiscal especializada, Andronika Zans Rivera.

Espinar es una zona de explotación sexual, por la presencia de la actividad minera, las víctimas son traídas de diferentes zonas del país. La mayoría no son del Cusco”, dijo la fiscal.

Un ejemplo de ello es la última intervención de dos presuntos explotadores. Estos captaron a dos mujeres de Lima con engaños. Las llevaron a Espinar donde las obligaron a trabajar como damas de compañía en un bar del sector conocido como “parquecito industrial”. Uno de ellos está con prisión preventiva.

La provincia de La Convención, es otro de los sectores más críticos. En este caso las víctimas de trata son personas oriundas de las comunidades nativas.

Otra localidad donde se registran casos de este tipo es Quispicanchi. Esta suele ser una vía de paso de los tratantes quienes llevan a sus víctimas a las regiones de Madre de Dios y Puno.

Modalidad en red

La fiscal Sanz Rivera, advirtió que durante la pandemia de la COVID-19, la modalidad preferida por los delincuentes son las redes sociales. La mayoría de víctimas suelen ser menores de edad. “Se hacen pasar por adolescentes o menores y así ganarse la confianza de las víctimas, quienes por la pandemia pasan mayor tiempo en las redes” agregó.

En poco más de un año, en la región Cusco se estima que 80 víctimas lograron ser liberadas de los tratantes de personas.