URGENTE - Vacunación de jóvenes de 21 y 22 años inicia este lunes 27 de setiembre

Juramentación de Castillo en Ayacucho: retiran toldos de escenario para que personas vean la ceremonia

Al término del himno nacional, el presidente Pedro Castillo pidió sacar las telas para que todos participen de la toma de mando simbólica en la Pampa de la Quinua.

Así quedó el escenario en Ayacucho luego del retiro de toldos. Foto: captura de América
Así quedó el escenario en Ayacucho luego del retiro de toldos. Foto: captura de América
Sociedad LR

Pedro Castillo Terrones llegó hasta Ayacucho para realizar una juramentación simbólica en la Pampa de la Quinua. El presidente de la República llegó alrededor de las 12.15 p. m. para el inicio de la ceremonia junto con otros mandatarios invitados. Sin embargo, durante el desarrollo de la actividad, los ciudadanos no podían observar el evento.

Incluso, hubo ciertos reclamos desde el público para que todos puedan participar. Al término de cantar el himno nacional, el jefe de Estado decidió dar la orden de retirar los toldos para que se pueda observar mejor la juramentación. De esta manera, el expresidente de Bolivia Evo Morales y el mandatario de Argentina, Alberto Fernández, ayudaron a sacar las telas.

Esta misma situación se repitió en todos los estrados aledaños con el fin de que el público pueda observar mejor. Luego de ello, se continúo con la ceremonia. La ciudadanía agradeció este gesto, ya que no veían lo que se desarrollaba dentro del estrado.

Lazy loaded component

¿Por qué es relevante el lugar en el que jurará simbólicamente el presidente Castillo?

La Pampa de la Quinua se ubica a 15 kilómetros al noreste de la ciudad de Ayacucho. Hace 40 años fue reconocido como el Santuario Histórico de la Pampa de Ayacucho. Todo el santuario tiene una extensión de 300 hectáreas, y tiene como objetivo preservar el patrimonio histórico y natural de la zona.

En este lugar se realizó la batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824. El enfrentamiento selló para siempre la independencia del Perú. Precisamente, en honor a todos los héroes que entregaron su vida en esta batalla, se levantó un gigantesco obelisco de mármol de 44 metros sobre la histórica planicie.