Arequipa: Semana Santa de Pampacolca es declarada Patrimonio Cultural de la Nación

Esta celebración religiosa, que comienza el Domingo de Ramos y culmina el Domingo de Pascua, incorpora una serie de elementos distintivos.

Fiesta religiosa en el distrito, se celebra por una semana integra. Foto: Gercetur
Fiesta religiosa en el distrito, se celebra por una semana integra. Foto: Gercetur
LR Arequipa

La Semana Santa de Pampacolca de la provincia arequipeña de Castilla, fue declarada como Patrimonio Cultural de la Nación, mediante resolución viceministerial n° 000180-2021-VMPCIC/MC.

Esta celebración religiosa, que comienza el Domingo de Ramos y culmina el Domingo de Pascua, incorpora una serie de elementos distintivos y que se observan principalmente en tres aspectos profundamente entrelazados: el sistema de autoridades tradicionales, la división ritual del espacio, y la construcción de monte altares.

El sistema de autoridades tradicionales que interviene en las celebraciones de la Semana Santa está compuesto por los altareros, los padrinos, los alcaldes y los denominados barones o judíos.

La festividad se organiza en cuatro secciones denominadas cuarteles, definidos por el cruce de las calles 28 de Julio y Castilla en el centro de la localidad. Cada uno es autónomo y encabezado por sus altareros, que se encargan de construir un monte altar por cada cuartel.

Por otro lado, las comunidades campesinas de Río Blanco y Tuhuallque participan de manera organizada en la Semana Santa, representadas por sus alcaldes que tienen a su cargo la construcción de un monte altar en la portada principal de la Iglesia Matriz de Pampacolca.

“Celebración religiosa en la que se ve reflejada un original proceso de sincretismo a través de elementos como la veneración y el respeto hacia las varas”, señala la resolución del Viceministerio de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales.

Además del reconocimiento, se encargó a la Dirección Desconcentrada de Cultura de Arequipa y la comunidad de portadores, la elaboración de un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada, cada cinco años.