SJL: le roban celular en un bus y ahora lo extorsionan y amenazan de muerte

Sociedad LR

Víctima pide garantías para su familia y la captura de sus extorsionadores. Foto: difusión
Víctima pide garantías para su familia y la captura de sus extorsionadores. Foto: difusión

El agraviado, quien fue despedido del trabajo, ha sido interceptado en dos ocasiones por sujetos motorizados que lo amedrentan. En una ocasión ya desmantelaron su auto.

Publicidad

Un hombre vive una pesadilla luego de que fuera víctima del robo de su celular dentro de un bus cuando se dirigía a trabajar, en San Juan de Lurigancho.

Según cuenta Marcos Araujo, dos hampones subieron a la unidad de transporte público con arma en mano a asaltar a los pasajeros y fue despojado de su equipo sin tener tiempo para suspenderlo o bloquearlo.

“Toda mi información quedó expuesta, documentos de mi familia, del auto, de la casa, boletas de pago, etc.”, lamenta.

Desde entonces no puede estar tranquilo, pues los malhechores le escriben para pedirle grandes sumas de dinero y amenazarlo de muerte.

“Primero me escribieron para pedir que retire la denuncia que hice porque la Policía salió a hacer redadas. Luego comenzaron a exigirme que les entregue la suma de 20.000 soles o atentarían contra mi persona, mi familia o mi vehículo. Todas las amenazas son por mensaje de texto”, narra la víctima.

Hace unas semanas ya cumplieron una de sus amenazas. “Si no pagas mañana vas a tener una sorpresa”, le dijeron, y al día siguiente su auto, que se encontraba en la puerta de su vivienda, fue desmantelado.

Luego del atentado recibió este mensaje: “Queremos la plata, los veinte mil. Lo de tu carro fue una advertencia. Ya te dimos mucho tiempo. Te estamos vigilando”.

Pero no ha sido la única forma de hostigarlo, pues ya van dos veces que ha sido interceptado por sujetos en una moto lineal que lo amenazan.

“El 7 de mayo me interceptaron y me dicen que me van a mandar una señal, y al día siguiente amanece desmantelado el carro. Ahora, hace solo unos días atrás, el 17 de julio, otra moto me vuelve a interceptar y me dice: ‘Paga la plata’”, indica el afectado.

El denunciante solicita a las autoridades que le brinden garantías para él y su familia, y que den con el paradero de los extorsionadores para que de una vez pongan fin a este angustiante momento.

“Deseo que esto ya se acabe. A causa de esta situación he perdido mi trabajo. Apenas informé a la empresa de lo ocurrido me cesaron sin importar que llevo más de diez años trabajando con ellos. Temo por mi vida y sobre todo la de mi familia, porque estos delincuentes conocen sus nombres”, finaliza Marcos.