VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Liberan a tres mujeres que fueron detenidas por asesinato de la misionera italiana Nadia de Munari

Áncash. Dos de ellas trabajaban en la casa hogar donde ocurrió el crimen de la misionera italiana Nadia de Munari.

Nadia de Munari tenía 50 años y realizaba labor humanitaria en Áncash. Foto: Difusión
Nadia de Munari tenía 50 años y realizaba labor humanitaria en Áncash. Foto: Difusión
Sociedad LR

El Ministerio Público liberó a tres mujeres que fueron detenidas por el crimen de la misionera italiana Nadia de Munari, quien fue hallada muerta en abril del 2021, en el distrito de Nuevo Chimbote, en la región de Áncash.

Liz Analy Panduro Tanchiva (26), Ángeliza Dina Rojas Flores (19) y Nelsy Noel Cruz (20) habían sido capturadas el viernes 16 de julio por los Agentes de la División de Homicidios. Junto a ellas, los agentes policiales también detuvieron a Moisés López Olórtegui (25), quien confesó ser el autor del crimen. “Sí, la maté, yo la maté. Subí al segundo piso, entré al cuarto, ella se despertó y la tuve que callar (...). Solo entramos a robar el celular”, admitió.

Los investigadores consideraban que el móvil de este execrable crimen cometido el 21 de abril fue el robo y no una venganza como inicialmente se pensó. Dos de las detenidas trabajaban en la casa hogar Mamma Mia de la Operación Mato Grosso, lugar donde De Munari realizaba labor social.

Según informó RPP, la fiscal Sara Chira de la Fiscalía Penal de Nuevo Chimbote dispuso que Liz Analy Panduro Tanchiva (26), Ángeliza Dina Rojas Flores (19) y Nelsy Noel Cruz (20) sean liberadas en el marco de la detención preliminar de 72 horas que dispuso la Corte Superior de Justicia del Santa.

La misionera italiana Nadia De Munari fue atacada en Áncash el 21 de abril mientras dormía. Moisés López Olórtegui contó ante la Policía que ingresó a la casa hogar para apoderarse de los celulares que allí había. El sujeto huyó, abandonó una mochila con algunas pertenencias robadas y se deshizo de los chips para evitar ser rastreado, pero finalmente los investigadores lograron localizar los equipos.