EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Casi 68 millones de vacunas están pagadas y aseguradas

Falta concretar con Sinopharm. Embajador Luis E. Chávez cuenta cómo fueron las negociaciones para lograr las vacunas. Y adelanta que hay expresiones de interés con 4 laboratorios para el 2022.

Embarques. Este mes y en agosto continuarán llegando dosis de distintos laboratorios para proseguir el proceso de inmunización contra la COVID-19. Foto: difusión
Embarques. Este mes y en agosto continuarán llegando dosis de distintos laboratorios para proseguir el proceso de inmunización contra la COVID-19. Foto: difusión
Ángela  Valdivia

El último miércoles, el presidente Sagasti anunció que la inmunización de toda la población mayor a 12 años está garantizada, pues su gestión ha asegurado 78,7 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19. Sin embargo, horas más tarde, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, precisó que, de esta cantidad, 10 millones son de Sinopharm y aún deben ser concretadas por la nueva administración.

En esa línea, el embajador Luis Enrique Chávez, director general para Asuntos Multilaterales y Globales y asesor principal del despacho ministerial de Relaciones Exteriores, detalló a La República que, efectivamente, la cantidad mencionada ha sido ofrecida por el laboratorio chino, pero aún no se ha firmado el contrato.

Por ello, a la fecha son “casi 68 millones (de dosis) que están contratadas y pagadas”.

Cabe indicar que esta cantidad es suficiente para inmunizar a toda la población objetivo, que ahora es de 27,4 millones, incluidos los adolescentes.

Ahora bien, en su momento el titular del sector Salud no explicó por qué se debe esperar a que el próximo Gobierno autorice esta compra y tampoco dijo que, en caso de que no se cierre el trato, el cronograma establecido y presentado hace tres días podría sufrir alguna variación.

Lo concreto es que en agosto se espera la llegada de 5 millones de dosis de Sinopharm, así como en setiembre, mes en que se debe iniciar la inmunización de los adultos de 30 años.

Para el 2022

Hace semanas, Ugarte hizo conocer que se dejarían “cartas de intención”, que son documentos en los que los laboratorios expresan la disposición que tienen de vender vacunas al Perú para el próximo año.

Sobre este tema, el embajador Chávez comenta que hasta el momento son cuatro los laboratorios con los que se han realizado estas “expresiones de interés”: Pfizer, AstraZeneca, Moderna y CureVac. “Pero es un proceso que continúa porque estamos armando la cartera de vacunas para el próximo año”, manifestó.

Infografía - La República

Pasos a seguir

También dijo que el Perú se encuentra en un “lugar adecuado de la fila” (de países) para la compra de vacunas en el 2022, pero el actual Gobierno no puede comprometer recursos del siguiente año, por lo que las decisiones finales tendrán que ser tomadas por el próximo presidente.

“Pero todas las opciones están ahí, a disposición total de las nuevas autoridades”.

Asimismo, al ser consultado sobre si se han hablado de montos, señaló que sí, debido a que los laboratorios deben adecuar su programación y comunicar hasta qué cantidad podrían suministrar.

No obstante, hasta no cerrar los contratos, esta información es confidencial, sostiene.

Meses de diálogo

En cuanto al inicio del diálogo con los laboratorios para la compra de vacunas, se ha especulado bastante. Lo cierto es que, por parte de la Cancillería, los primeros contactos se iniciaron en el mes de abril del 2020, bajo el gobierno de Martín Vizcarra, y teniendo al diplomático Gustavo Meza-Cuadra como ministro de Relaciones Exteriores, recuerda Chávez.

Sin embargo, precisó que para setiembre e incluso octubre del 2020 solamente “algunos países con muchos recursos podían darse el lujo de hacer inversiones de riesgo; es decir, contratar (en esos meses) con laboratorios, cuando los procesos aún estaban inconclusos”.

“En el Perú, ese tipo de contratos de riesgo son imposibles. Así (el país) hubiese tenido el dinero, no tenía los marcos legales para haber contratado con determinados laboratorios sin tener, en ese momento, una vacuna que iba a funcionar”. Hasta ese entonces, los fármacos se encontraban en pleno estudio.

Y algo que también demoró la firma de los contratos fue que en la etapa final hubo una revisión jurídica más ajustada y ahí surgieron dificultades relacionadas a la compatibilidad de los tratos con la legislación interna. Y agregó que fue un trabajo minucioso de las representaciones diplomáticas del país.

Acá se debe tener en cuenta que los contratos son de alto riesgo, por lo que “fue necesario diseñar un sistema que preserve los derechos de los ciudadanos y también del Estado”, expresó el embajador.

Capacidad de pago del Perú por vacunas

El embajador Chávez también detalló que “lo que nos ha permitido recuperar el tiempo perdido y recibir vacunas a velocidad acelerada ha sido nuestra liquidez y capacidad de pago”. Algo que no todos los países tienen.

Consideró que el tener la caja y disponibilidad generó interés en los laboratorios porque “somos un cliente solvente y esa es una ventaja comparativa de la que no se ha hablado mucho, pero es importante (...)”.

El saber que el país pagará a tiempo por las vacunas también ha facilitado su programación de llegada, agregó.

Embajador Luis E. Chávez. Foto: difusión

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.