Incautan 250 celulares que habrían sido robados en galería de Carabayllo

Agentes de la Policía ingresaron a 24 stands para obtener los equipos de alta gama que habrían sido sustraídos de manera ilegal. Cuatro sujetos fueron arrestados.

Durante el operativo policial, los agentes de criminalística hallaron una laptop con programas especializados en liberar los equipos robados. Foto: captura de Latina
Durante el operativo policial, los agentes de criminalística hallaron una laptop con programas especializados en liberar los equipos robados. Foto: captura de Latina
Sociedad LR

Un operativo policial fue realizado por agentes de inteligencia de Seguridad del Estado en el Centro Comercial La Fortaleza, en el distrito de Carabayllo. Fueron 24 los puestos de venta de celulares que las fuerzas del orden intervinieron.

Pese a que en la entrada de la galería un letrero indicaba: “Aquí no se compra nada robado”, se incautaron 250 celulares de alta gama que habrían sido adquiridos de manera ilícita. El local es conocido por ofrecer y comprar equipos de estas características en el norte de Lima.

El comandante PNP Carlos Quintanilla, jefe de la División de Delitos Contra el Estado, calificó la gesta policial como un “duro golpe” contra la receptación de teléfonos móviles de dudosa procedencia. “Sabemos que cada teléfono puede estar manchado de sangre”, declaró a las cámaras de Latina.

Además de los celulares, se incautaron tablets y cargadores. Asimismo, se reveló el modus operandi de los conocidos como Los Desbloqueadores del Norte. Durante la operación, el personal de criminalística halló una laptop con programas como Sigma, SigmaKey, Samsung Tool, King Root y Octopus, especializados en liberar los dispositivos robados.

Lazy loaded component

“Estos (programas) a la vez trabajan con dispositivos que pueden haber sido reportados en Osiptel como robados, sustraídos o perdidos para que vuelvan a estar en funcionamiento”, informó uno de los peritos especialistas.

El propietario de uno de los stands intervenidos negó poseer equipos robados; sin embargo, uno de sus empleados ya había sido detenido. El comandante Quintanilla explicó que algunas de las personas eran reincidentes en cometer los referidos actos ilícitos.

Tras el despliegue del equipo policial, se clausuraron más de cuatro negocios y se detuvo a los sujetos identificados como Kevin Marlon Millones, Jofrán Pares Padilla, Jesús Bardales Tasa y José Luis Tolentino Balladares, quienes fueron trasladados hasta la comisaría del sector donde continuarán las investigaciones.