Puno: comuneros protestan para exigir paralización de Vilavilani

Malentendido. En Puno insisten que habrá daño ambiental por trasvase. En Tacna, funcionaros aclaran que usarán aguas trasvasadas hace 21 años. Tarata también se opone a obra.

Presentes. Ayer alrededor de 400 comuneros se presentaron en zona de influencia del proyecto, en territorio tacneño. Foto: La República
Presentes. Ayer alrededor de 400 comuneros se presentaron en zona de influencia del proyecto, en territorio tacneño. Foto: La República
Liz Ferrer Rivera,Liubomir Fernández,

El proyecto hídrico Vilavilani del gobierno regional de Tacna es rechazado desde 2018 por Puno y la provincia tacneña de Tarata (territorio donde se ejecuta). Ayer pobladores aimaras de Puno anunciaron que pernoctarán en alrededores de la obra para evitar que continúe su ejecución.

Existe una medida cautelar emitida por el Poder Judicial de Puno, dictada por el juez Guido Echevarría Tisnado, que ordena la suspensión de la obra. La decisión de dormir en campamentos a más de cinco mil metros sobre el nivel del mar, fue un acuerdo entre dirigentes de los distritos de Ilave, Capazo, Mazocruz, Conduriri, Zepita, Kelluyo, Pisacoma, entre otras localidades de la zona sur de Puno.

Bernabé Ordóñez dirigente del comité de lucha de Capazo, señaló que la medida es una respuesta “a la resistencia de Tacna” de respetar la decisión judicial. Ellos consideran que la obra les causará un déficit de agua a largo plazo, se secarán los bofedales de las zonas altoandinas de Puno.

Ordóñez dijo que no desistirán hasta que el gobierno ordene al Proyecto Especial Tacna (PET) paralizar por completo la obra, el cual supone para ellos el trasvase de agua de Puno hacia Tacna. Por su parte, los funcionarios del PET niegan que Vilavilani consista en ese trasvase.

El gerente de Recursos Naturales de Tacna, Marco Navarro, indicó que en Puno existe desinformación sobre Vilavilani, pues- dijo- este no prevé la perforación de pozos en Tarata, ni en Puno. Tacna tiene un componente de Vilavilani en ejecución, la construcción de canal Vilachaullani.

Según el PET, solo se trasladará uno de los cinco metros cúbicos de agua que discurren del río Ancoaque para el afianzamiento de la laguna de Aricota (Tacna) hace 21 años. Los funcionarios sostienen que Vilavilani tomarán agua trasportada hace años y ubicada en territorio tacneño.

Informaron que el canal Vilachaullani se usará para direccionar ese recurso en épocas de lluvias, por una línea entubada de 42 kilómetros, hacia la ciudad de Tacna. El vicepresidente del Frente de Defensa de Tarata, Andy Condori, declaró que se encuentran en una huelga indefinida hasta que se paralice el proyecto.

Jesús Chambi, consejero tacneño y presidente de la Comisión de Infraestructura, refirió que el consejo respalda Vilavilani pero cuestiona la labor PET. Pidió una mesa de trabajo con Tarata y sus dirigentes, pues presume que hay un manejo político detrás de las protestas.

Visita para el viernes

La reunión donde los comuneros puneños determinaron radicalizar su protesta, se llevó a cabo en distrito de Conduriri, provincia de El Collao- Ilave.

El consejero tacneño Chambi anunció que su grupo de trabajo viajará a la zona de influencia para abordar el conflicto. “Trataremos el tema de forma imparcial.”,dijo.