Trasladan a siete presos al penal de Challapalca por portar celulares

¿Y Montesinos? En ese grupo está Joran Van Der Sloot, acusado de fraude telefónico y extorsión de información. También homicidas, violadores y asaltantes.

‘Lanchada’. Siete presos de alta peligrosidad han sido recluidos en el penal de Challapalca. Foto: difusión
‘Lanchada’. Siete presos de alta peligrosidad han sido recluidos en el penal de Challapalca. Foto: difusión
Óscar Chumpitaz

“Lo peor que le puede pasar a un interno es ser enviado a esa prisión”, nos dice un agente penitenciario. Condenado por el asesinato de la peruana Stephany Flores, el holandés Joran Van Der Sloot fue trasladado al penal de Challapalca junto a otros seis peligrosos delincuentes que permanecían recluidos en las cárceles de Juliaca (Puno) y Ancón I (Lima).

El extranjero fue castigado por posesión de un teléfono celular con el que se mantenía en contacto con el exterior.

Van Der Sloot es acusado en Estados Unidos de fraude telefónico y extorsión de información sobre el paradero de Natalee Holloway, quien desapareció en Aruba el 30 de mayo del 2005. A Stephany Tatiana Flores Ramírez la asesinó el 30 de mayo del 2010 en Lima. Fue detenido el 3 de junio del 2010 en Chile y deportado al Perú. El 7 de junio del 2010 confesó el crimen y en enero del 2012 fue sentenciado a 28 años de cárcel.

De alta seguridad

Con él fueron ‘lanchados’ otros presos. A Juan Carlos Duran More y Jean Piere López Romo (robo agravado), Jesús Santos Puris Arzapalo (violación sexual) y Luis Fernando Porras Granada (homicidio calificado) los trasladaron por fomentar una reyerta y agredir a un interno de una banda rival.

Otros dos hampones, a quienes se les encontró un celular y opusieron resistencia, también fueron llevados desde Piedras Gordas. Desde ayer todos ellos permanecen incomunicados en Challapalca, un penal diseñado para alojar presos considerados “demasiado peligrosos”.

Este establecimiento está ubicado en el límite de Tacna y Puno, a 5.050 m s.n.m. Es la más alta de América Latina y fue construida en la década del 90 para albergar a 240 internos. Está completamente alejado de centros poblados o ciudades.

Además la comunicación es casi imposible y el clima puede llegar a los menos 20 grados centígrados.

Joran Van Der Sloot. Foto: difusión

Piden llevar a exasesor

Algunos expertos han pedido trasladar a ese recinto a Vladimiro Montesinos, exasesor de Alberto Fujimori, por presuntamente participar en un plan para ejecutar un fraude electoral a favor de Keiko Fujimori.

Ahí han sido recluidos Gersón Galvez Calle, alias Caracol; Gerald Oropeza; Rodolfo Orellana; Carlos Timaná; Román León, Alexander Campos; y el extinto Jacinto Aucayari Bellido, alias Cholo Jacinto.

“Estamos proponiendo fortalecer la seguridad e infraestructura de los penales Ancón I, Challapalca y Cochamarca; así como que tener un personal bien remunerado y polígrafos para que los servidores puedan brindar las condiciones adecuadas de seguridad”, precisó Susana Silva Hasembank, presidente del Consejo Nacional Penitenciario del INPE.

Condiciones

Base Naval. La diferencia de una cárcel común y el penal de la Base Naval depende del nivel de peligrosidad del interno, el tipo de delito y las posibilidades de un eventual rescate.

Presos. En la Base Naval permanecen recluidos Abimael Guzmán, Víctor Polay, Oscar Ramírez, Vladimiro Montesinos y Miguel Rincón.