Devida: Informe de EE. UU. sobre producción de coca y cocaína en Perú es impreciso

Indica que el documento del año 2020 no señala la diferencia entre la cantidad de hoja de coca lícita para fines tradicionales e industriales y la que va a la producción de cocaína.

Devida viene advirtiendo hace tres años a las autoridades de Estados Unidos que sus informes sobre cultivo de hoja de coca contienen datos imprecisos sobre el Perú. Foto: difusión
Devida viene advirtiendo hace tres años a las autoridades de Estados Unidos que sus informes sobre cultivo de hoja de coca contienen datos imprecisos sobre el Perú. Foto: difusión
Sociedad LR

Respecto a los resultados del Informe sobre cultivo de hoja de coca y producción potencial de la cocaína en el Perú, correspondiente al año 2020, publicados por la Oficina de la Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP), la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) refiere que se reconoce los esfuerzos del Gobierno peruano en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas en el contexto crítico de la pandemia, pero no considera aspectos centrales que el país considera conveniente señalar.

En esta línea, detalla que dicho informe no precisa la diferencia entre la cantidad de hoja de coca lícita para fines tradicionales e industriales (cerca de 12.000 toneladas en el 2019), de aquella hoja de coca que se destina para la producción ilícita de cocaína. Ello obedece a que el Gobierno peruano mantiene estricto respeto y valoración de sus tradiciones, en concordancia con su marco legal que declara los usos tradicionales de la hoja de coca como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. Con esas 12.000 toneladas de hoja de coca se evita la producción de 100 toneladas de cocaína.

Agrega que el uso industrial de la hoja de coca se encuentra a cargo de la Empresa Nacional de la Coca (Enaco) y que en el Perú existe un tope legal de hasta 22.094 hectáreas disponibles para el cultivo lícito de hoja de coca.

Asimismo, refiere que el informe de la ONDCP tampoco contabiliza la hoja de coca que fue erradicada durante el último trimestre del año 2020 (4.842 hectáreas) por el gobierno peruano. Esta hoja de coca erradicada evitó la producción de 53 toneladas de cocaína; y, por tanto, no debería ser parte de los cálculos del Informe de la ONDCP.

Sobre este particular, Devida sostiene que desde hace tres años viene insistiendo ante las autoridades de los Estados Unidos que sus informes sobre cultivo de hoja de coca y producción potencial de cocaína, comunican información imprecisa sobre el Perú, en la medida que contabilizan las hectáreas lícitas de hoja de coca y las hectáreas erradicadas por el Gobierno peruano en sus cálculos de producción de cocaína.

De ahí que, en las reuniones de los años 2019, 2020 y 2021 sostenidas con las autoridades de la ONDCP se subrayó la necesidad de realizar las mencionadas precisiones. Lamentablemente, al no especificarse estos hechos en los informes que emite la ONDCP, se brinda una imagen parcial de la realidad peruana.

Finalmente, Devida indica que el Perú, como socio serio y confiable de los Estados Unidos de América, valora especialmente la permanente cooperación recibida de dicho país en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, en el marco del principio de Responsabilidad Común y Compartida.

En ese sentido, reitera la firme voluntad y compromiso político del Gobierno del Perú de continuar abocado a la lucha contra el narcotráfico, que constituye una seria amenaza a la seguridad nacional de ambos Estados.