Más de dos millones y medio de peruanos tienen sus dos dosis de vacuna

Balance. La inmunización es la única manera de contener la pandemia. Siendo Arequipa el foco del contagio urge inmunizar a su población y a las de regiones vecinas. La región mistiana va a buen ritmo empero preocupa la cobertura de Cusco y Puno.

La vacuna es el único antídoto para evitar la muerte a causa de la COVID-19. Foto: Oswald Charca / La República
La vacuna es el único antídoto para evitar la muerte a causa de la COVID-19. Foto: Oswald Charca / La República
Juan Carlos Soto

Juan Carlos Soto y Zintia Fernández

La vacuna es el único antídoto para evitar la muerte a causa de la COVID-19. Las evidencias demuestran que un vacunado puede contagiarse pero no desarrolla los síntomas de manera crítica. Probablemente ya no requiere una cama en Cuidados Intensivos (UCI). Por eso la importancia de intensificar el proceso.

Según la información del Ministerio de Salud (Minsa) hasta el 22 de junio pasado, más de dos millones y medio de peruanos recibieron la dos dosis y una, casi cuatro millones. Este informe precisa que la Pfizer, de fabricación norteamericana, se ha convertido en la más aplicada, luego la Sinopharm (China) y la Astrazeneca, repartida en zonas rurales por su escasa exigencia en refrigeración.

De acuerdo al plan del Minsa desde febrero pasado, se inmunizó primero al personal médico, policías y todo aquel profesional en la primera línea de lucha contra el virus. Luego a la población vulnerable: adultos mayores de 80, 70 y 60 años. En algunas regiones alistan sus planes para alcanzar los rangos de 50 y 40 años. El ritmo de la vacunación en el país es disparejo. Avanza a buen ritmo en Callao, Lima, Ica, Arequipa y Tacna. En el sur peruano se estancó en Cusco y Puno figura último, tiene una cobertura de apenas 38% en mayores de 60 años. En el caso de la región imperial, muchos ciudadanos recibieron su primera dosis y ya no retornaron por la segunda. Hubo ausentismo en los vacunatorios, declaró el epidemiólogo Pablo Grajeda.

El 15 y 20% de pobladores no se pusieron la segunda dosis por decisión personal. “Algunos lo hacen por religión, creencias y temores. Lo cierto es que no están protegidos”, agregó el director de Inteligencia Sanitaria Javier Ramírez.

Cusco y Puno no pueden tomarse esas licencias. Están amenazados por la variante Delta, linaje del coronavirus muy peligroso, cuya cepa se encontró en Arequipa, la región con la cual tienen un intercambio intenso.

El director regional de Salud en Puno, Walter Oporto rechaza los datos del Minsa de que Puno figura en último puesto. Las cifras están desactualizadas, dijo.

“Nosotros estamos en un avance del 70 %, mucho mejor que otras regiones. En Lima no actualizan su data. En avance estamos bien”, señaló.

Arequipa es una de las regiones asediadas por la muerte. La única salida para reducir los efectos de la catástrofe sanitaria es la inmunización. El director ejecutivo de la Red de Salud Arequipa – Caylloma, Miguel Angel Yucra, estima que el gobierno envió 350 mil dosis, de esta cantidad solo restan 50 mil que deben aplicarse hasta el sábado. Hay una buena cobertura. 80 años más el 87% , de 70 a 79 años en 82 %, de 60 años se concluirá el 2 de julio. Según Yucra se podría avanzar más pero depende de los envíos de Lima. Esta semana, arrancó la vacunación de mayores de 50 años en 13 distritos. Se inmunizó ayer a casi 50,000 personas.

El gerente regional de salud, Christian Nova, indicó que proyectan vacunar a la población de 40 a 49 años a partir de julio. Aún la programación debe elaborarse. Tacna es otra región con buen avance. Su gobernador Juan Tonconi Quispe, anunció que el Minsa confirmó el arribo de vacunas para adultos de 40 a 49 años en julio. Además mañana y el lunes se inicia la vacunación de los colegios profesionales. Ya se vacuna a mayores a madres gestantes. Ellas son inoculadas en el colegio Jorge Chávez y en el Vacuna Car de la institución Cristo Rey. La próxima semana se iniciaría la inmunización de pacientes oncológicos y de inmunodeficiencia .

Compromisos del gobierno se cumplen de a pocos

Los compromisos del gobierno central con el sector Salud de Arequipa, se van cumpliendo, aunque no en los plazos originales, acordados el 12 de junio. Por ejemplo, el miércoles se oficializó por la noche mediante decreto supremo, una partida a los gobiernos regionales, para que contraten brigadas de vacunación, así como personal médico.

El gerente regional de Salud, Christian Nova, señaló que el monto asciende a 8.6 millones de soles. Hoy se reunirán con los representantes de las diferentes unidades ejecutoras, para acordar su distribución.

El objetivo en Arequipa, es implementar 122 brigadas de vacunación. Nova indicó que hasta ahora se contrataron 60 personas para la inmunización del grupo de 50 a 59 años. Estos se pagarán son los saldos a cuenta.

De otro lado, el director del hospital Honorio Delgado, Richard Hernández, indicó que se ampliaron 60 camas. El compromiso del gobierno era subir a 140 camas en siete luego del acuerdo. Indicó que se requiere oxígeno para mejorar la oferta.

Se colocó un nuevo vaporizador, para mejorar el funcionamiento del tanque disponible. Esperan en tres semanas, recibir un nuevo isotanque de oxígeno, para ampliar 40 camas de alto flujo.

Avance de la vacunación en las regiones del sur.