Temblor en Lima: ¿cuándo preocuparse por rajaduras en un edificio tras un sismo?

Luego del caso de desprendimiento del tarrajeo de la junta sísmica en un edificio de Jesús María, un especialista brindó detalles sobre cuándo un daño es perjudicial o solo se trata de una pequeña alerta.

Edificio fue supervisado este miércoles 23 de junio por el Instituto de Defensa Civil. Foto: Jossy Valdez / La República
Edificio fue supervisado este miércoles 23 de junio por el Instituto de Defensa Civil. Foto: Jossy Valdez / La República
Sociedad LR

Tras del sismo de magnitud 6.0 ocurrido el martes 22 de junio, vecinos de Jesús María alertaron rajaduras en su edificio ubicado en la avenida San Felipe; sin embargo, muy pocos ciudadanos conocían que eso se debía al desprendimiento de la junta sísmica. Por ello, Iván Llontoc, subgerente de Gestión de Riesgo de Desastres la municipalidad de Jesús María, explicó a detalle cómo diferenciar entre un daño estructural u otro aspecto.

Primero, el especialista indicó que la imagen viral del edificio que sufrió un desprendimiento tiene relación a las juntas de dilatación, necesarias para soportar de mejor manera un sismo.

“Las juntas constructivas, de separación o de dilatación son el espacio que existe entre dos estructuras o cuerpos de una misma edificación y tienen la función de acomodar los movimientos laterales de un edificio cuando se produce un temblor o terremoto”, sostuvo en Andina.

Asimismo, precisó que este hecho solo provocó que se desprenda el tarrajeo o pintura de algunas partes de la edificación, pero esto no era de cuidado. “Esa es su función, moverse ante un sismo de gran magnitud para evitar grietas y fisuras de gran envergadura dentro de las edificaciones. Así que los vecinos deben estar tranquilos. Hemos hecho una evaluación preliminar de todo el distrito y pocas viviendas han sufrido algún desprendimiento de cuidado”, aseveró.

LLontoc también comentó que las fisuras de una estructura suelen ser resanables, pero deben ser atendidas para evitar que se vuelva una grieta o se dañe más con otro sismo.

“Si tenemos una grieta que podemos ver de lado a lado, es decir, que su abertura es tan grande que puede verse a través de ella, hay que buscar ayuda técnica de inmediato, porque la edificación tiene un daño estructural que podría afectar el muro, la columna o la viga. Hay que evaluar para tomar medidas correctivas”, dijo.

Por último, el subgerente recalcó que las personas de un edificio deben mantener la calma, colocarse en las zonas más seguras de la construcción como vigas y escaleras. “Es importante que los vecinos sepan reconocer las zonas seguras del edificio, las rutas de evacuación y tener los pasadizos libres, sin obstáculos en la ruta de evacuación hacia la vía pública”, acotó.

¿Qué hacer en caso de sismo?

  • Mantener la calma y acudir a las zonas de seguridad ya establecidas.
  • Quedar atento a menores de edad, personas de la tercera edad y con habilidades diferentes.
  • Alejarse de ventanas, puertas exteriores, paredes, espejos y vidrios.
  • Alejarse de cables eléctricos y postes una vez en la calle.
  • Finalmente, las autoridades regionales del Indeci piden que se mantenga la calma y ubicar las zonas seguras dentro y fuera del domicilio para evitar posibles daños.
  • Uno de los objetos para tener a la mano son la mochila de emergencia con radio portátil, herramientas, mascarillas, alimentos básicos enlatados, alcohol, etc.