URGENTE - Vacunación de jóvenes de 21 y 22 años inicia este lunes 27 de setiembre

Casi 14 años después, en Mala se sintió el miedo de perderlo todo

Balance. El sismo de magnitud 6,0 dejó dos muertos, 10 heridos y 20 viviendas dañadas en el sur chico. Hay familias que necesitan ayuda. Temen que ocurra un terremoto como el del 2007. Autoridades coordinan acciones.

Se salvaron. Bertha y su esposo José mostraron el daño registrado en el techo de su casa en Mala. Foto: César Zorrilla/La República
Se salvaron. Bertha y su esposo José mostraron el daño registrado en el techo de su casa en Mala. Foto: César Zorrilla/La República
Óscar Chumpitaz

El fuerte temblor de magnitud 6,0, que tuvo como epicentro la ciudad de Mala, dejó dos personas fallecidas, más de 10 heridas y 87 afectadas, la noche del último martes, en la provincia limeña de Cañete. Además, hubo derrumbes de muros, roturas de vidrios, desprendimientos de rocas y daños en 20 viviendas.

Horas después del sismo, en el distrito cañetano de Chilca se confirmó que un niño, que sufría de epilepsia, perdió la vida de un paro cardiaco, afectado por la impresión del movimiento. Ayer su padre, Dimas Pacaya Márquez, tuvo que improvisar el velorio en su casa. Él recibió la visita del candidato Pedro Castillo, quien recorrió el sur chico.

Velorio. La familia del menor fallecido de un paro cardiaco tras el sismo vivió momentos tristes en Mala. Muy lamentable. Foto: Aldair Mejía/La República

La segunda víctima se reportó en Cañete. Se trata de una persona adulta que también falleció por un ataque al corazón.

Según el último balance del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), en el distrito de Mala se reportaron 10 heridos y 30 afectados. En San Antonio, 24 damnificados y en San Luis, 13.

Allí, y en los distritos cañetanos de Santa Cruz de Flores, Calango y Asia, volvió el miedo del terremoto de Pisco, del 2007. Y es que el temblor fue muy superficial (a 32 km de profundidad).

Testimonios

“De repente, de golpe, el piso empezó a temblar, a oscilar, y veía cómo todo se desmoronaba ante mis ojos. Era como vivir una escena de terror. Tuve suerte de no estar sola viviendo en las peores condiciones ante un sismo”, dice Lourdes Aucasi Rivas.

Su vivienda situada en el comité 15 de Junio, en Dignidad Nacional, en Mala, corre el riesgo de ser sepultada por un derrumbe. Los 200 metros de un muro de contención podrían venirse abajo por las grietas que han quedado en la pista. Esto afectaría a más de siete familias.

Junto a Lourdes está Fermín Arias Vega, de 73 años, uno de los heridos. “No pude pensar en otra cosa ni en nadie, salvo que de esta no salíamos. Traté de correr, pero me tropecé y caí. Cuando desperté, estaba en el hospital”. “Diosito lindo, gracias, estamos vivos”, pensé.

Bertha (62) y su esposo José Olaya Martínez (65), quien sufre de párkinson, también están afectados. “Necesitamos ayuda por el amor de Dios”, señala la desesperada mujer.

En el centro de salud de Mala fueron atendidos también María Rosales y Rosa Agapito Soto, con una contusión en el tórax y golpes en la frente, respectivamente. Asimismo, Gabriel Correa, María Gutiérrez Zevallos, Alexis Donayre Ramos, Javier Pizango Bardales y Evelyn Solís.

Hoyos. Algunas calles de Mala quedaron con grietas en sus suelos. Los vecinos están preocupados. Foto: Óscar Chumpitaz/La República

Evalúan los daños

Por la mañana, la alcaldesa de Mala, Sonia Ramos, realizó una inspección en cementerio, playas, anexos y calles. Al mediodía recibió al candidato Pedro Castillo, con quien realizó un recorrido por las zonas afectadas. “Vamos a necesitar ayuda de todos los sectores”, dijo el último.

Las autoridades comprobaron, asimismo, que la carretera que une Mala, Calango, Yauyos y Huarochirí quedó bloqueada por la caída de grandes rocas, según informó el alcalde de Quinocay, Jimmy Manta Ignacio.

El comandante general PNP, César Cervantes, sobrevoló parte del distrito y comprobó los daños desde un helicóptero.

Por la tarde, el ministro de Educación, Ricardo Cuenca, precisó que a través del gobierno regional de Lima se coordina ayuda humanitaria con la Municipalidad de Mala, y por medio del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) se entregaron carpas, camas plegables, colchones y frazadas.

Al cierre, el jefe del Indeci, Alfredo Murgueytio, dijo que la muerte del menor en Chilca no ha sido considerada como parte del movimiento telúrico.

“Tenía un problema de epilepsia y tuvo un infarto. No tuvo relación con el sismo”, señaló.

Visita. Pedro Castillo se reunió con la alcaldesa de Mala y PNP. Foto: difusión

Dos nuevos sismos en Chilca

Los vecinos del distrito cañetano de Chilca soportaron dos nuevos sismos. El primero, de magnitud 4,8, ocurrió a las 7:02 a.m. del miércoles. El segundo, de 3,7, sucedió a las 8:44 p.m.

Según el Indeci, en Lima metropolitana se reportaron también 19 viviendas dañadas y 6 inhabitables; así como 68 afectados, 18 damnificados y 10 heridos.