Estados Unidos devuelve al Perú la Placa Echenique, escudo oficial de Cusco

Sociedad LR

El presidente Francisco Sagasti asistió a la ceremonia de entrega. Foto: Embajada de Estados Unidos
El presidente Francisco Sagasti asistió a la ceremonia de entrega. Foto: Embajada de Estados Unidos

Una de las piezas de oro más importantes y representativas de Cusco fue entregada tras la firma de un acuerdo.

Publicidad

La Placa Echenique, obra de orfebrería precolombina que representa al escudo de la ciudad de Cusco, fue devuelta al Perú por el Museo Nacional del Indígena Americano de Estados Unidos.

El retorno de la pieza preinca se dio luego de la firma de un Memorando de Entendimiento con el Gobierno peruano, con el objetivo de facilitar su regreso e inclusión en el Inventario Nacional del Patrimonio Cultural del Perú.

La reliquia fue oficializada como escudo del Cusco en 1986, en la gestión del exalcalde Daniel Estrada Pérez. En aquel entonces, el funcionario viajó al país norteamericano en busca de su repatriación, pero no lo logró. Los trámites para la devolución comenzaron nuevamente en el 2016.

En la ceremonia de entrega, estuvo presente el presidente Francisco Sagasti; la embajadora de los Estados Unidos en el Perú, Lisa Kenna; el ministro de Relaciones Exteriores, Allan Wagner; el titular de Cultura, Alejandro Neyra; y el alcalde del Cusco, Víctor Boluarte.

La Placa Echenique es un disco circular delgado de metal de 13,5 centímetros de diámetro, constituido, aproximadamente, por 90% de oro, 5% de plata y 5% de cobre. Fue elaborada con técnicas de uso común en la antigua metalurgia andina.

“Nos sentimos muy orgullosos de celebrar el retorno de la Placa de Echenique como un símbolo de la amistad y de la fructífera relación diplomática que caracteriza a nuestros países”, indicó Kenna, de acuerdo a un comunicado de la Embajada de Estados Unidos.

En 1912, George Gustav Heye, fundador del Museo del Indígena Americano–Fundación Heye (institución predecesora del Museo Nacional del Indígena Americano del Smithsonian), compró el disco de oro a Eduard Gaffron, un médico y coleccionista de antigüedades alemán que trabajaba en el Perú, según un informe de Andina.

Historia del nombre

La reliquia histórica fue obsequiada al expresidente José Rufino Echenique (1851-1855), cuando visitó la ciudad de Cusco. “Después de su muerte, las fuentes históricas nos dicen que fue heredada a su hija y luego vendida. Pasó en manos de varios coleccionistas hasta llegar al museo del Indio de Norteamérica”, contó el historiador Rosano Calvo. Se calcula que serían 168 los años que estuvo fuera del país.