Óscar Ugarte: “No me han planteado continuar en el cargo, pero sugiero que siga el equipo de vacunación”

A un mes del cambio de Gobierno, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, sostiene que de mantenerse el ritmo de vacunación actual toda la población adulta estaría vacunada para fin de año.

Postura. Óscar Ugarte tuvo el difícil reto de tomar el cargo tras el escándalo del vacunagate. Foto: Grace Mora / URPI-LR
Postura. Óscar Ugarte tuvo el difícil reto de tomar el cargo tras el escándalo del vacunagate. Foto: Grace Mora / URPI-LR
Ángela  Valdivia

Hace poco dijo a La República que se presentaría un cronograma de vacunación para todo el año. ¿Cuándo será esto?

Sí. Lo vamos a presentar la primera semana de julio.

El viceministro Bernardo Ostos dijo que para el 31 de diciembre el 65% de la población habría recibido las dos dosis, pero ¿qué hay del resto?

Ahí se repitió mal la declaración del viceministro. Él se refería al 65% del total de la población sin contar a niños ni adolescentes.

Es decir, ¿a fin de año los 24 millones de ciudadanos objetivo estarían vacunados?

Así es. El viceministro Ostos quiso decir que hasta diciembre vamos a vacunar a todos los mayores de 18 años, pero además sí tenemos la seguridad de que sea con las dos dosis, ah. Porque hay vacunas suficientes y tenemos a la variante Delta en el país. Hay que tener claro que al aplicar las dos dosis la protección es del 80%, entonces de ninguna manera vamos a dejar a la población o a una parte de ella con una sola dosis.

Ahora bien, en los últimos días el promedio de dosis de vacunas aplicadas al día ha disminuido. ¿A qué se debería?

Los fines de semana se concentra la gente, hay más demanda. Además, los grupos de adultos mayores que van por su primera dosis suelen ir los primeros días pensando que no habrá más vacunas. Eso no es raro. Lo que hay que buscar es el promedio de la semana. Nosotros estamos midiendo eso porque si en los próximos días confirmamos que no hay un incremento en los mayores de 60 para arriba, querría decir que estamos terminando de vacunar, entonces adelantaremos la vacunación de los de 50.

¿La inoculación de este grupo en Lima y Callao empezaría en dos semanas?

Sí. Así es.

Sobre las dosis aplicadas a diario, el Colegio Médico señala que se podía alcanzar al medio millón. ¿Es posible?

Están inventando. ¿Por qué dicen 500 mil y no 600 mil o 400 mil? Antes decían que había que llegar a 100 mil diarios y ya sobrepasamos eso, entonces sin mayor información están lanzando propuesta que no tienen ninguna base. Nosotros le hemos dicho al Colegio Médico que no se trata de una carrera. Lo que se busca es una aplicación muy racional que es lo que venimos haciendo.

¿Qué hay sobre los centros de vacunación? ¿Se ampliarán?

Ahora en Lima y Callao tenemos más de 60. Estamos aspirando ampliar en distritos populosos como San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres o Comas. (Para el 28 de julio) debemos estar, probablemente, en los 80 centros de vacunación.

Actualmente, ¿cuántas brigadas están trabajando en el país y, sobre todo, en Lima, que es la ciudad que concentra la mayor población?

En Lima hay más de 600 y sigue creciendo. A nivel país tenemos dos mil brigadas.

Hace un mes también comentó que las negociaciones con Gamaleya y Johnson & Johnson avanzaban bien y que incluso podíamos recibir un lote de la vacuna rusa antes del 28 de julio. ¿Cuál es la situación?

Las negociaciones van muy bien. El contrato con Gamaleya está en la cancha de ellos.

¿Qué es lo que falta?

Allá tienen que tomar decisiones y aprobarlas. Cuando estén aprobadas daremos aviso.

Entonces ¿aún existe la posibilidad de que recibamos un lote de Gamaleya en julio?

Es una posibilidad, sí. Vamos a esperar eso e igual con el caso de Johnson & Johnson.

¿De estos dos cuál es posiblemente el laboratorio con el que se cierre el contrato primero?

Cualquiera de los dos.

Usted ha dicho que va a dejar acuerdos preliminares para el 2022. ¿Con qué laboratorios?

Se denominan cartas de intención. Son documentos escritos en los que el laboratorio expresa su disposición de otorgar (vacunas) al país para el 2022 y este suscribe que tiene intención de compra, pero eso puede variar. En el caso nuestro con mayor razón porque eso es algo que tiene que hacer el siguiente Gobierno. La carta es con Pfizer, Moderna y CureVac. La cantidad está por verse.

¿Qué hay sobre la baja efectividad de CureVac?

Eso está en evaluación. Todavía no hay una decisión sobre eso porque mucho se especula a nivel internacional y en el fondo hay una guerra comercial, entonces nosotros (esperamos) hasta que veamos los estudios que se publican, los clínicos donde aparece la versión oficial

En cuanto a los grupos con comorbilidades, ¿ya se sabe cuál será el próximo grupo en ser vacunado?

No. Esto está a base de las recomendaciones del Comité de Ética. Nosotros esperamos que ellos nos recomendaran primero, por ejemplo, a las (personas) con síndrome de Down, pacientes en hemodiálisis, todas las enfermedades raras, ahora cáncer y VIH.

Por otro lado, se ha hablado mucho de que los pacientes con sistemas inmunodeprimidos (por ejemplo, trasplantados) requerirían una tercera dosis. ¿Se está considerando?

Eso es una especulación. Por ejemplo, el Colegio Médico también está diciendo eso. En la reunión que tuvimos le hemos dicho que no hay ningún estudio que justifique una tercera dosis. Ni uno.

¿Por ahora se descarta por completo entonces que el personal de salud vaya a recibir una tercera dosis para regresar a su labor de forma presencial?

Así es (...). Hemos acordado que eso se seguirá evaluando más adelante.

Sobre la donación de dosis de vacunas por parte de Estados Unidos, ¿se ha llegado a concretar algo?

Las negociaciones continúan. Son muy favorables y seguramente la próxima semana tendremos una confirmación.

Pero ¿no hay una fecha tentativa tampoco?

No, todavía no, por eso está en negociación. Finalmente depende de la disposición de Estados Unidos, pero nosotros estamos haciendo todos los trámites necesarios. Y ellos están haciendo las confirmaciones porque una de las cosas que se requería, como condición general, es que haya la refrigeración suficiente, porque ahí dentro de las vacunas que van a donar están las de Pfizer, y Perú la tiene. No hay problema con eso.

Usted ha señalado que dejarán 3 mil camas UCI para el 28 de julio, ¿pero serán suficientes para lo que se puede venir?

Para la situación actual y lo que puede ser de aquí hasta fin de año nosotros consideramos que sí (es suficiente). Actualmente se está reduciendo la demanda, pero la meta en general ya pensando en el mediano y largo plazo es de 5 mil camas (por la población que tenemos), entonces el Minsa va a tener que seguir comprando más.

Respecto a la variante Delta, su sector ha confirmado que el segundo caso identificado no es el caso cero. ¿Se podría decir que es muy posible que la variante esté presente en Lima?

Es posible, sí. No lo descartamos. Tampoco que esté en alguna otra zona del país.

Teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud la ha denominado como una variante de preocupación y que va en camino de convertirse en la predominante en el mundo, ¿cómo está el secuenciamiento genómico? ¿Ha mejorado?

Hace un mes, con el propio presidente de la República, hicimos una visita al Instituto Nacional de Salud justamente porque se habían adquirido máquinas que nos permiten hacer un secuenciamiento genómico en volúmenes mucho mayores, que nos está permitiendo una investigación más precisa. Claro, siempre hay limitaciones, pero en eso estamos.

Cuando habla de mejoras, ¿a qué se refiere con exactitud? ¿Con cuántas muestras se puede trabajar ahora?

Antes se podían hacer unas 200 (muestras) diarias, hoy con los nuevos equipos se hacen 1.200.

Hasta el momento, usted señala que no existe una tercera ola, pese a que en Arequipa los médicos insisten con que sí. El año pasado la ministra Mazzetti también negaba que había una segunda ola, sino que era un brote, pero luego vimos los resultados catastróficos. ¿No hay riesgo de que eso pueda ocurrir ahora?

Nosotros estamos haciendo seguimiento diario (…). El error del Gobierno anterior fue suponer que no iba a haber segunda ola. Pero se inició en noviembre, diciembre fue creciendo, enero, febrero y marzo han sido meses de crecimiento casi vertical y el punto más alto fue en abril. (Pero) ahora claramente se viene reduciendo tanto el número de nuevos casos como el de fallecidos. No se puede hablar de una tercera ola cuando está bajando la curva, ¿cierto? Es un contrasentido y si bien suben (los números) en Arequipa eso no necesariamente significa una tercera ola nacional.

El otro día habló de que pasamos de un déficit a un superávit de oxígeno. ¿De cuánto hablamos?

La semana pasada detectamos más o menos 50 toneladas de oxígeno por día. La próxima semana, fácilmente, podríamos llegar a las 100 toneladas.

Precisamente, usted dijo que para mantener este oxígeno ante una posible tercera ola se estaban comprando isotanques. ¿Cuántos piensan comprar?

Por el lado del sector público se tenían muy pocos isotanques y se han ido comprando. Actualmente, debemos tener entre Lima y regiones unos 16 hacia 18 isotanques, entonces necesitamos comprar más para asegurar una reserva. Nosotros esperamos llegar a julio con unos 20 isotanques de tal manera que estemos guardando ahí el oxígeno suficiente y no depender de las empresas privadas, que son de las pocas que proveen oxígeno y tienen isotanques.

Cambiando de tema, en caso el próximo Gobierno le planteara continuar en el cargo para no interrumpir con los avances, sobre todo de la vacunación, ¿aceptaría?

Eso no ha sido planteado en ningún momento. No está en reflexión. Lo que yo sí recomendaría es que el equipo técnico que está trabajando y que ha asumido y adquirido toda la experiencia, debería mantenerse para que no se produzca un bache ni nada en el proceso.

¿Cuál sería este equipo?

De viceministros para abajo.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.