Chorrillos: hombre de la tercera edad queda grave tras resistirse a robo de celular

La nieta de la víctima reveló que fue apuñalado por la espalda y que tiene varios órganos comprometidos. La policía capturó a uno de los tres delincuentes.

La víctima tiene 64 años y estaba recuperándose de la COVID-19. Foto: captura de URPI/LR
La víctima tiene 64 años y estaba recuperándose de la COVID-19. Foto: captura de URPI/LR
Sociedad LR

Un hombre de la tercera edad fue asaltado por tres delincuentes a bordo de una mototaxi y quedó grave. El ciudadano, identificado como Juan Fernández Ochoa, de 64 años, se había resistido al robo de celular el pasado sábado 19 de junio en la calle Las Delicias de Villa en Chorrillos, aproximadamente a las 8.00 a. m..

En las cámaras de seguridad se observa que el hombre estaba caminando en dirección a su trabajo donde se desempeña como albañil. En ese momento, una mototaxi pasó por su lado y se bajaron dos ladrones, mientras que el otro quedó a bordo del vehículo.

Grace Jorge Fernández, nieta de Fernández Ochoa, contó a La República que su abuelo entregó el celular, pero que antes de que los hampones se dieran a la fuga, lo apuñalaron por la espalda. Fue internado en el Hospital Casimiro Ulloa, tiene varios órganos comprometidos y acababa de vencer a la COVID-19 por lo que presenta las defensa bajas.

“Mi abuelo fue víctima de robo con arma blanca le quitaron el celular y antes de retirarse le propiciaron una puñalada en la espalda comprometiendo dos órganos: el hígado y el pulmón. Mi abuelo fue intervenido en el hospital y lo operaron”, declaró.

“Es una persona diabética, pedimos a la fiscal que nos apoye con el tema y no quede impune. Que caigan los tres delincuentes, son una banda. Pido justicia por mi abuelo”, agregó.

La mujer solicitó a los vecinos las cámaras de seguridad para poder registrar el momento preciso y dar con la mototaxi. Los propietarios del vehículo ayudaron a la joven a dar con el paradero de los delincuentes, puesto que, ellos alquilaban la mototaxi y desconocían la labor que hacían.

Con el apoyo de los efectivos policiales dieron con el paradero de Kelvis José Opanto Salas, de 19 años y de nacionalidad venezolana, quien fue capturado para iniciar las investigaciones correspondientes a fin de atrapar a sus otros dos cómplices.