Arequipa registra 7.958 muertes por COVID-19

Datos crudos. Según nuevos criterios estadísticos del Ministerio de Salud, la región Arequipa roza los 8 mil decesos por Covid-19, cifra que supera por más de 2 mil 800 a los reportes de la Geresa.

Cementerios reciben a diario varios entierros. Foto: Oswald Charca / La República
Cementerios reciben a diario varios entierros. Foto: Oswald Charca / La República
Wilder Pari

Las cifras del Ministerio de Salud (Minsa), señalan que la región Arequipa roza los 8 mil fallecidos por COVID-19. Con datos al 12 de junio, los decesos por la pandemia suman 7.958. Es decir, 2807 más que los reportados por la Gerencia Regional de Salud (Geresa).

Vale precisar que, desde el 31 de mayo, el Minsa utilizó otro criterio para contabilizar los decesos por COVID-19. Hasta entonces, sus datos tenían un desfase frente a la Geresa y el Sistema Nacional Informático de Defunciones (Sinadef).

¿Por qué la diferencia? Al inicio de la pandemia, la entidad regional contabilizó las defunciones confirmadas con prueba positiva a COVID-19. El director de la Escuela de Ciencia de la Computación de la Universidad Católica San Pablo, Yvan Túpac, infiere que aún se mantendría este criterio, pues la cifras de la Geresa se asemejan con los datos del código U071 de Sinadef, que se utiliza para decesos confirmados por COVID-19. Otros códigos se usan para los casos sospechosos.

La nueva contabilidad del Minsa, emplea más criterios que la prueba positiva. Esos corresponden al criterio virológico (prueba molecular o antigénica), serológico (prueba de anticuerpos), radiológico (exámenes como rayos X o tomografía), investigación epidemiológica (relación con un caso confirmado), clínico (síntomas compatibles) y Sinadef (certificado de defunción).

Para el infectólogo del Hospital Nacional Carlos Alberto Seguín Escobedo, Mario Cornejo, la cifra del Minsa se acercaría al dato real. Sostiene que desde el nosocomio informan muertes confirmadas y sospechosas, que daban una cifra mayor al reporte oficial. Así, en base a la población proyectada para el 2020 por el INEI, de cada mil habitantes, 5 fallecieron por COVID-19 en Arequipa. O uno por cada doscientos habitantes.

Avance de la pandemia

Las cifras del Minsa también ofrecen un panorama más claro del paso de la pandemia desde sus inicios. Ya no se habla de exceso de mortalidad, sino de fallecimientos exactos. Así, en marzo del 2020, cuando empezó la emergencia sanitaria, ya hubo dos pérdidas. Luego la primera ola continuó de forma ascendente, llegando a su mes crítico en julio, con 1515 decesos.

Durante el 2021, el primer pico fue en febrero, con 657 muertes. Mayo es el otro mes crítico, al punto que muchos especialistas califican el evento como una tercera ola. El mes pasado hubo 1096 muertes por COVID-19. En junio, hasta el día 12, se cuentan 436 bajas.

En muertes por provincias, Arequipa concentra la mayoría, 6509 o un 81.7%. En segundo término, aparecen las provincias de Islay, Caylloma y Camaná, con cerca del 4%. Llama la atención que Islay, tenga la tasa de mortalidad por mil habitantes más alta de la región, con 6,4%.

Lectura de las cifras de mortalidad

Las altas cifras de mortalidad en el Perú, todavía no pueden dar una señal concluyente sobre el nivel de contagio. Yvan Túpac recuerda que, en Sudamérica, la mortalidad puede ser mayor al promedio mundial, pues existen otras variables, como la precariedad del sistema de salud, que pueden elevar los decesos, más allá de la propia enfermedad.

Mario Cornejo, refirió que las nuevas variantes pueden subir el umbral de la llamada inmunidad colectiva, que antes era del 70% de gente con anticuerpos (por contagio o vacunación). Por ejemplo, con la denominada variante Delta, el requerimiento sería de 87%.