LO ÚLTIMO - Ministerio del Interior evalúa plantear declaratoria de emergencia en Lima

Vecinos de La Victoria denuncian daños en sus viviendas por obras en edificio

Piden al municipio que anule la licencia dada en la gestión de procesado alcalde Elías Cubas por incumplir los requisitos. Dueño de departamentos en construcción afirma que todo está en regla.

Vecinos exigen apoyo. Foto: difusión
Vecinos exigen apoyo. Foto: difusión
María Elena Castillo

La construcción de dos pisos sobre un edificio multifamiliar ubicado en la Urbanización Santa Catalina, en La Victoria, está generado constantes daños en los departamentos de los co-propietarios, denunciaron Pilar Lam Romero y Jacqueline Espino. Ellas piden que la autoridad edil anule la licencia de la obra argumentando que fue otorgada de forma irregular.

La señora Lam refirió que, durante la gestión del procesado por corrupción del alcalde de La Victoria, Elías Cubas, la Dirección de Obras Privadas concedió a su hermano, Alejandro Lam, permiso para construir dos departamentos sin contar con la aprobación de todos los dueños de las viviendas, requisito que es indispensable según la normatividad.

Mostrando un documento suscrito en enero del 2017, que presentó su hermano para tramitar la licencia, resaltó que no cuenta con las firmas de su esposo, Juan Quijano Pittman, propietario de un inmueble ubicado en el segundo piso, ni de la señora Espino.

Debido a ello, ambas han solicitado la anulación de la licencia, sin que hasta el momento les hayan respondido, y la construcción lleva dos meses, generando daños en varias viviendas.

“La Dirección de Obras Privadas y a Fiscalización no me da una solución. Y si bien los han multado, hasta el momento no han arreglado los daños en nuestros departamentos. La construcción ha incrementado las rajaduras que había en los techos debido al mal acabado de la azotea, el agua se ha salido varias veces inundando mi vivienda. En la Municipalidad nos dicen que cuando terminen de construir ya repararán”, manifestó la señora Lam, que vive en el tercer piso.

Lo mismo le ha sugerido el arquitecto a cargo de la obra, sin embargo, ella duda de que lo hagan. “Le acaban de ampliar el permiso de obra por un año más y mientras tanto siguen los daños y atropellos a mi propiedad. Hace dos semanas nuevamente se filtró agua por mi techo y se desprendió un pedazo”, indicó.

De la misma manera opinó la señora Espino, propietaria uno de los departamentos ubicados en el primer piso.

“Nos enteramos en febrero de la construcción. Un día pegó la licencia y dijo que teníamos cinco días para retirar las antenas. El dueño anterior no me había dicho nada, y al averiguar en la Municipalidad, vi que el documento de conformidad no tenía su firma”, relató.

Reconoció que el señor Lam tiene derecho a construir, pero pidió que lo haga sin afectar a los demás vecinos. Pidió que presente un estudio que asegure que no habrá daños

estructurales, que muestre un seguro que garantice las reparaciones de los daños, y que los obreros que ingresan al edificio tengan pruebas Covid.

Todo en regla

Por su parte, el señor Alejandro Lam aseguró a La República que obtuvo la licencia de manera regular y que todo está en regla. En relación a la denuncia de que no contaba con todas las firmas, nos facilitó la carta que el anterior dueño envió al actual alcalde de La Victoria en la que confirma haber autorizado la ampliación en el edificio.

Asimismo, nos mandó un documento suscrito en enero del 2018 por su hermano expresando su conformidad con las obras, pero que no está foleado como el resto de escritos que ingresaron al expediente para solicitar la licencia.

También nos proporcionó la póliza de seguro tomado por el contratante de la obra con la empresa Mapfre, que tiene una vigencia de cuatro meses, del 15 de febrero hasta el 12 de junio de este año. Y afirmó que cuentan con todas las medidas de protección contra el coronavirus.

Sobre los daños a los departamentos, mostró una serie de correos e intercambios de whatsapp que datan de siete meses antes del inicio de la construcción, en los que coordinan con los dueños sobre la reparación de grietas en los techos. Dijo que tiene toda la disposición de subsanar los daños que hubieran causado las obras.

Respuesta municipal

La República acompañó a la señora Pilar Lam al Municipio para buscar su respuesta a la denuncia de los vecinos.

En la Dirección de Obras Privadas, la arquitecta Catherine Díaz afirmó que no pueden anular la licencia porque ello solo podía hacerse durante el primer año en que se dio, y ya pasaron tres. Sobre la ampliación de la autorización, expuso que es un trámite casi automático, que solo requiere de una solicitud.

Asimismo, informó que han realizado varias visitas de supervisión debido a las denuncias presentadas por los vecinos, constatando varios daños ocasionados por la obra, recomendando a ambas partes que soliciten una evaluación a un perito neutral designado por el Colegio de Ingenieros del Perú.

El último informe de Obras Privadas señala que hasta el momento el constructor no ha levantado algunas observaciones, como presentar una declaración legalizada de compromiso de reparación de los daños que haya sido consensuada con los copropietarios afectados, según trascendió, porque no quiso conciliar en una primera citación, y no asistió a la segunda.

Mientras que, en la Gerencia de Fiscalización, Esther Espinal Castro, asesora del subgerente, informó que la obra fue multada y paralizada cuando se presentaron las denuncias sobre los daños, y volvieron a enviar un equipo para supervisar la situación. Acotó que ellos requieren del informe de la Dirección de Obra para actuar.

Hasta ahora, en la puerta del edificio hay carteles paralizando la obra, sin embargo, los trabajos continúan.