Pedro Castillo - Últimas noticias relacionadas al presidente de la República

San Isidro: supermercado protege sus mamparas de vidrio con paneles de madera

Empleados de Wong tapiaron ventanas y accesos para proteger los bienes de la empresa. Los trabajos en el frontis del local se realizaron durante la madrugada.

Aproximadamente, 15 mamparas ya han sido protegidas por los colaboradores del supermercado. Foto: captura Latina
Aproximadamente, 15 mamparas ya han sido protegidas por los colaboradores del supermercado. Foto: captura Latina
Sociedad LR

Como medida preventiva, un supermercado ubicado en la avenida Dos de Mayo decidió proteger sus mamparas de vidrio con paneles de madera luego de que se conociera que simpatizantes de Perú Libre protestaron cerca a la Oficina de Procesos Electorales (ONPE).

Se trata de Wong de San Isidro, cuyos trabajadores tapiaron toda la fachada durante esta madrugada tras recibir un comunicado en el que decía que este 7 de junio podrían darse algunas marchas. Así lo dio a conocer Latina, medio que estuvo en el radar de la opinión pública en las últimas horas debido a la agresión que sufrió uno de sus periodistas por parte de un correligionario de Perú Libre.

Aproximadamente, 15 mamparas ya han sido protegidas por los colaboradores del supermercado, el cual se encuentra cerca a varios centros financieros. Uno de ellos es Interbank, cuya fachada no ha sufrido modificación alguna. Este local se encuentra frente a Wong.

Según el medio local, tiendas de Miraflores, San Borja y Surco también han optado por utilizar material prefabricado en sus fachadas, pues temen que los manifestantes malogren el ornato de la ciudad y sus inmuebles.

Empresas taparon ventanas y puertas por temor a desmanes

Un día antes de las elecciones generales de la segunda vuelta, en el centro histórico de Trujillo, varios locales de instituciones privadas taparon sus puertas y ventanas con planchas de madera para prevenir daños materiales ante alguna protesta.

Los trabajos de tapiado se realizaron el sábado 5 de junio por temor a supuestas represalias que organicen los simpatizantes del partido perdedor, luego de conocerse los resultados a boca de urna para dar al ganador del nuevo Presidente del Perú.