Santa Anita: asesinan de cinco disparos a hombre ligado a la construcción civil

Víctima de 41 años salió de su domicilio tras recibir una llamada cuando fue interceptado por un sujeto que le arrebató el celular y abrió fuego contra él. Policía contempla un presunto ajuste de cuentas.

Moraya Huachaca trabajó muchos años en el sector construcción. Familia y policia creen que allí pudo hacerse de enemigos quienes serían los responsables de su muerte. Foto: captura América Noticias
Moraya Huachaca trabajó muchos años en el sector construcción. Familia y policia creen que allí pudo hacerse de enemigos quienes serían los responsables de su muerte. Foto: captura América Noticias
Sociedad LR

Alrededor de las 11.00 p. m. del jueves 3 de junio, en la calle Elías Aguirre de Santa Anita, Helmund Moraya Huachaca, un hombre de 41 años, fue interceptado por un sujeto vestido con ropa oscura y un gorro que cubría su rostro casi en su totalidad, quien le pidió su teléfono celular. Moraya accedió al pedido, sin embargo, el delincuente abrió fuego contra él hasta matarlo.

Según información difundida por América Noticias, un familiar del fallecido comentó que Helmund se encontraba cenando en su vivienda cuando recibió una llamada que provocó en él un cambio de actitud. La persona —que decidió no revelar su identidad— asegura que lo notó “preocupado y apurado”. Detalló que tras la comunicación telefónica, se cambió de ropa, salió de casa y tan solo cinco minutos después, escucharon los disparos.

Un vecino de la zona se encargó de darle la noticia a la familia, quien quedó conmocionada al enterarse de lo ocurrido. Ellos no logran identificar un presunto responsable del crimen de Moraya Huachaca, pero sí contemplan la posibilidad de una venganza o ajuste de cuentas.

Helmund Moraya trabajó durante toda su vida en el rubro de construcción civil y era padre de un menor de 15 años, a quien deja en la orfandad. La tesis policial presume que en su ámbito laboral habría adquirido enemigos, quienes serían los responsables de este homicidio y el robo de su celular con la finalidad de que no se descubra quién era el interlocutor al otro lado de la línea.

Peritos de criminalística de la Policía Nacional del Perú, así como el fiscal de turno llegaron al lugar del trágico suceso para registrar la escena del crimen, donde recolectaron los cinco casquillos de bala que impactaron en el cuerpo de Moraya. También tuvieron acceso a las cámaras de vigilancia, que serán fundamentales para lograr la identificación del criminal.