Familias temen por más casos de COVID-19 debido a informales en Trujillo

Alrededor de 5.000 familias del barrio Chicago exigen que los ambulantes sean retirados debido a las aglomeraciones que generan.

Zela, Atahualpa y Sinchi Roca son calles con mayor afluencia de comerciantes ambulantes. Foto: Jaime Mendoza/La República
Zela, Atahualpa y Sinchi Roca son calles con mayor afluencia de comerciantes ambulantes. Foto: Jaime Mendoza/La República
Diego Paz

Un grupo de vecinos del barrio Chicago, territorio colindante del centro histórico de Trujillo, denunció que se encuentran en peligro ante la COVID-19 debido a la mayor afluencia de comerciantes ambulantes.

Por ello, protestaron en las afueras de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) para exigir el retiro de los comerciantes informales, ya que generan aglomeraciones.

En diálogo con La República, el alcalde vecinal Carlos Guevara indicó que esta problemática, en muchas oportunidades, afecta a las 5.000 familias del territorio debido a que esto continúa desde hace años y genera más infectados en plena pandemia.

Solo se reportó una disminución de la presencia de comerciantes cuando se dieron las restricciones por el estado de emergencia; sin embargo, tras las medidas de reactivación, nuevamente ocupan la vía pública, como las calles Zela, Atahualpa y Sinchi Roca.

Incluso, se deslindó la idea de que los propios lugareños desalojen a los ambulantes si el municipio no toma medidas urgentes. Según la última reunión con representantes de la MPT, se está trabajando para solucionar la problemática.