Permitirán acceso a playas de Lima y Callao desde el 31 de mayo

Aún se restringirá visitas a estos espacios públicos en cuatro provincias en riesgo sanitario extremo, según anunció la ministra de Comercio Exterior y Turismo. Medida aún no se oficializa.

Uso de playas fue prohibido a nivel nacional a fines del 2020. Foto: Marco Cotrina/La República
Uso de playas fue prohibido a nivel nacional a fines del 2020. Foto: Marco Cotrina/La República
Sociedad LR

A partir del lunes 31 de mayo el acceso a las playas del país estará permitido, salvo en aquellas provincias que en encuentren en nivel de alerta extremo como Caylloma, Islay, Chepén y Morropón, ubicadas en las regiones Arequipa, Piura y La Libertad.

Así lo anunció la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Claudia Cornejo, durante la entrega del sello internacional Safe Travels al destino turístico Playas del Norte – Tumbes.

En ese sentido, desde dicha fecha, el acceso a las playas de Lima y Callao estarán permitidas.

Sobre este distintivo, la titular del Mincetur señaló que permitirá atraer a los visitantes a este importante destino, que comprende los siguientes circuitos turísticos: Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes, Manglares de Puerto Pizarro, Playas de Tumbes, City Tour “Ciudad de Tumbes”, y el circuito arqueológico Cabeza de Vaca.

También manifestó que con este sello se garantizan las medidas de bioseguridad para la prevención del COVID-19 a fin de resguardar a los turistas que deseen visitar estos atractivos.

A inicios de mayo el Gobierno anunció el comienzo de un plan piloto de apertura de playas en en el departamento de Tumbes, a fin de identificar las medidas que se requieren para que la población pueda volver a utilizar estos espacios públicos.

Vale precisar que, a nivel nacional, el uso de todas las playas aún permanece restringido debido a las aglomeraciones que se producen y la falta de cumplimiento de medidas de seguridad como el uso de mascarillas.

La primera vez que se oficializó el cierre de playas en todo el litoral peruano fue a fines del 2020. Aunque el uso de los espacios públicos aledaños al mar como malecones, veredas y ciclovías, sí son permitidos para el desarrollo de deportes al aire libre.