Defensoría advierte barreras en vacunación de personas con autismo

Oficio dirigido al Ministerio de Salud pide la urgente supervisión por presuntas irregularidades en centros de vacunación, que solicitan certificados emitidos por psiquiatras o neurólogos.

Personas con comorbilidades son priorizadas en el Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19. Foto: Oswald Charca/ La República
Personas con comorbilidades son priorizadas en el Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19. Foto: Oswald Charca/ La República
Sociedad LR

La Defensoría del Pueblo advierte sobre presuntas irregularidades durante el proceso de vacunación contra la COVID-19 de personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y pacientes con trastornos mentales graves como la esquizofrenia, psicosis y bipolaridad.

A través de un oficio dirigido al viceministro de Salud Pública, Martín Rosell, la institución da cuenta de que distintas organizaciones que velan por los derechos de personas con autismo han señalado que en los vacunatorios les exigen un certificado suscrito por un psiquiatra y se rechazan otros, como los emitidos por psicólogos.

“Similar respuesta se habría recibido el día 26 de mayo en el centro de vacunación del Polideportivo de San Isidro, donde la doctora Karina Montano habría negado la inmunización de una persona con TEA alegando que el documento no estaba suscrito por un médico psiquiatra, neurólogo, pues no era posible que el documento sea suscrito por un psicólogo”, señala el documento.

“Si bien el protocolo indica que la acreditación se puede dar con cualquier otro documento, la doctora Montano habría indicado que la aceptación de otro documento quedaba sujeta a criterio de los médicos responsables del centro y, en este caso, no se aceptaría el documento emitido por un profesional en psicología”, añade el oficio.

Además, la Defensoría añade una observación sobre los casos de personas con Asperger, pues aunque actualmente se considera como Trastorno del espectro autista nivel 1, no pueden acceder a la inmunización contra la COVID-19.

Asimismo, realiza otra observación en los casos de pacientes con trastornos mentales graves como esquizofrenia, psicosis y bipolaridad, considerados en uno de los grupos con comorbilidades a priorizar en el proceso de vacunación.

Para estos pacientes, el Ministerio de Salud (Minsa) estableció que pueden certificar sus condiciones “a través de la presentación de certificado, constancia médica simple u otro documento que acredite su condición”.

Así, no se hace la indicación de que los otros documentos deben ser emitidos exclusivamente por profesionales médicos.

Esta misma situación se da con la Línea 113, por lo que la DP recomienda que el Minsa oriente al personal a cargo, al igual que al personal médico asignado a los vacunatorios habilitados a nivel nacional.

La entidad también sugiere que se admitan las declaraciones juradas de las personas con las condiciones anteriormente señaladas o sus familiares a cargo de sus cuidados, en cumplimiento del Decreto Legislativo N°1468.