Intensivistas denuncian amenazas, extorsión y suplantación de identidad

Sociedad LR

Actualmente, el Perú tiene déficit de número de camas UCI y profesionales que puedan hacerse cargo de ellas. Foto: La República
Actualmente, el Perú tiene déficit de número de camas UCI y profesionales que puedan hacerse cargo de ellas. Foto: La República

Sociedad Peruana de Medicina Intensiva exhorta a las autoridades para que intervengan y protejan la labor de los profesionales que velan por pacientes críticos en UCI.

La Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (Sopemi) denunció que varios miembros de su comunidad han sido víctimas de delitos como extorsión, amenazas y suplantación de identidad. Exhorta a las autoridades para que intervengan a los responsables y protejan al personal de primera línea que cuidan a los pacientes en UCI.

A través de un comunicado emitido este domingo 16 de abril, manifestaron que los especialistas de su grupo han tenido un protagonismo importante debido a la pandemia de la COVID-19 y detallaron que se han presentado tres actos delictivos contra los médicos intensivistas.

En ese sentido, comentan que sus miembros sufrieron suplantación de identidad “con el objetivo de realizar cobros indebidos a familiares de pacientes que requieren internamiento o seguimiento en las unidades de cuidados intensivos”.

Además, mencionan que se han presentado “denuncias anónimas con el afán de extorsionar a médicos intensivistas que laboran en dos instituciones diferentes del Estado, generando malestar en el personal médico”.

Por último, el pronunciamiento precisa que han sido víctimas de “amenazas contra la vida y la salud de médicos intensivistas de forma presencial o por redes, pretendiendo influir en el resultado de la evolución de pacientes graves o intentando coaccionar el ingreso de pacientes a unidades críticas”.

Déficit de camas UCI en el Perú

Según el Gobierno, a la fecha el Perú cuenta con 2.776 camas en las unidades de cuidados intensivos y hasta julio se podría habilitar un total de 3.000 camas UCI. Sin embargo, para atender la pandemia, al menos se necesitan 5.000, de acuerdo a lo estimado por el Ejecutivo.

“A la fecha, tenemos un orden fluctuante de 95% a 97% de porcentaje de ocupación de camas UCI. Eso significa que hay un margen de 100 a 130 de disponibilidad, que es un número fluctuante, cabe resaltar”, señaló el viceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud del Ministerio de Salud (Minsa), Bernardo Ostos, hace unas semanas.