Pensión de S/ 200: una luz para niños y adolescentes que se quedaron sin padres

Jesica León

Terrible pérdida. Carlos Bedón falleció por COVID-19 y deja a sus 4 niños en la orfandad. Foto: difusión
Terrible pérdida. Carlos Bedón falleció por COVID-19 y deja a sus 4 niños en la orfandad. Foto: difusión

COVID-19. Ministerio de la Mujer otorga apoyo bimensual a menores que quedaron en la orfandad a cauda de la pandemia.

Publicidad

Carlos Bedón, de 58 años, falleció en febrero último a causa del COVID-19 y dejó cuatro hijos desprotegidos. Su viuda, Silhi Saboya, está sin trabajo y agobiada porque no tiene dinero ni las fuerzas suficientes para sacar adelante a los chicos. Carlos trabajaba como transportista y era el sostén de la casa.

Los niños se resisten a la pérdida de su padre y claman su presencia. “La menor de cuatro años me dice ‘mamita, ya no quiero que mi papá esté en el cielo, quiero que esté acá, conmigo’”, cuenta Silhi.

Los hijos de Silhi tienen 15, 12, 5 y 4 años de edad y gracias a una norma emitida a fines del 2020 recibirán una pensión de 200 soles bimensuales de parte del Ministerio de la Mujer, pues fueron incluidos en el primer padrón de 300 beneficiarios que salió en abril último.

Si bien es una ayuda económica, el golpe que ha recibido la familia de Carlos es terrible. Ellos no tienen una casa propia, viven en el tercer piso de la vivienda de la abuela paterna, en Independencia. Sin embargo, algunos familiares hostigan a la madre para que ella y sus hijos dejen la casa. “No tenemos dónde ir”, cuenta Silhi con sollozos.

En diálogo con La República, la viceministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Cynthia Vila, señala que acaba de salir un segundo padrón de 561 beneficiarios de este programa que comenzarán a cobrar.

“A la fecha tenemos 861 beneficiarios ya con una resolución de designación. A los primeros 300 ya se hizo una entrega económica, el segundo padrón ha salido el viernes”.

Alrededor de 10.900 niños, niñas y adolescentes han quedado huérfanos a causa de la muerte del padre, madre o ambos por COVID-19, según estimaciones del Mimp. En base a este número se ha destinado un presupuesto de 21.9 millones de soles para dicho beneficio económico.

La pensión de 200 soles es bimensual, se entrega a cada menor de edad huérfano de padre, madre o de ambos producto del COVID-19, y es hasta que cumplan los 18 años de edad.

A diferencia de los bonos, no se entrega por familia sino por cada niño. En una familia de tres niños, los tres recibirán la pensión. Es un beneficio personal, no es un beneficio familiar”, insiste Vila Ormeño.

Los requisitos

Para acceder al beneficio, el padre o madre sobreviviente debe presentar una solicitud que puede ser una carta simple o descargar el formato que está en la página web del Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif). También deben presentar un documento que compruebe el vínculo entre el fallecido y el menor beneficiario (acta de nacimiento o resolución judicial en caso de adopción). De ser tutor del menor, debe adjuntar una resolución judicial de tenencia.

Y conforme la población afectada se informe más y hagan sus solicitudes al Inabif, se irán actualizando los padrones de beneficiarios. El Mimp hará el cruce de información con el Reniec y el Sinadef para verificar la causa de la muerte.

La viceministra precisa que no hay un criterio de exclusión en términos de pobreza. “Solamente la pobreza se hace para un criterio de priorización en la entrega, pero finalmente cualquier niño, niña o adolescente en situación de orfandad puede acceder a este beneficio”.

Ayuda

La señora Silhi Saboya pide la donación de un carrito sanguchero para sostener a su familia. Cualquier ayuda, al teléfono 920069896.

En el caso de los menores que han perdido a ambos padres, son las Unidades de Protección Especial (UPE) que hacen la evaluación de la familia y se emite una resolución administrativa que determina quién se queda temporalmente con el menor hasta que el juez decida la custodia.