Puno: distribuirán 810 libros en zonas rurales de Carabaya, Ilave y penales

LR Puno

Entre los beneficiarios se encuentran los locales del Programa Nacional País en el sector de Upina, en Carabaya. Foto: Ministerio de Cultura
Entre los beneficiarios se encuentran los locales del Programa Nacional País en el sector de Upina, en Carabaya. Foto: Ministerio de Cultura

Proyecto del Ministerio de Cultura también contempla la entrega de mobiliario. La meta es difundir la lectura en zonas alejadas con apoyo del Midis.

Publicidad

El ministro de Cultura, Alejandro Neyra Sánchez, participó en la entrega libros y mobiliario en Puno. Esta acción forma parte de la Red Nacional de Espacios de Lectura Perú Lee que busca beneficiar a niños y jóvenes de zonas alejadas, así como a personas que se encuentran recluidas en recintos penitenciarios de esta región.

Neyra resaltó que el objetivo es mejorar el acercamiento de la población a la lectura.

“Es un día importante porque hacemos entrega de estos módulos de lectura. El año pasado, pese a la pandemia, decidimos hacer la compra de libros y módulos. Fue la compra más grande en la historia del Perú (...). Todos sabemos el cambio que puede generar la lectura en la gente. Incluso en los que están privados de la libertad. Por eso es importante tener estos espacios. Ellos pueden encontrar la libertad en los libros”, indicó.

Se dio a conocer que la distribución de colecciones de libros, mobiliarios y materiales para espacios de lectura en Puno se realizará a través del Programa Nacional País, impulsado por el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. Así, fueron destinados un total de 810 libros, ocho mobiliarios, cinco bolsas lectoras y 16 agendas para este fin.

Entre los beneficiarios se encuentran los locales del Programa Nacional País en el sector de Upina (distrito de Ituata y provincia de Carabaya) y Camicachi (provincia de Ilave, además de la biblioteca comunal de la Municipalidad de Acora, donde se brinda asistencia a la comuna del distrito para implementar cinco nuevos espacios de lectura.

Por último, el establecimiento penitenciario de Puno recibe un aporte de libros y mobiliarios. El proyecto cuenta con la participación de 100 internos. Durante el año 2020, se ha capacitado a los mediadores del penal para desarrollar exitosamente el programa.