Tras larga espera, a fin de mes llegarían 16.500 dosis para voluntarios

Milagros Berríos

Los escucharon. Los voluntarios debieron hacer plantones, marchas y alistar una denuncia penal para recién ser atendidos. Foto: Marco Cotrina/La República
Los escucharon. Los voluntarios debieron hacer plantones, marchas y alistar una denuncia penal para recién ser atendidos. Foto: Marco Cotrina/La República

Etapa final. La UPCH solicitó a la Digemid la autorización de importación. Entre hoy y mañana le responden. Voluntarios piden agilizar proceso. Denuncia contra responsables sigue en pie.

Tuvieron que pasar casi dos meses de incertidumbre, reclamos y hasta contagios para que el trámite de la importación de las vacunas destinadas a miles de voluntarios del ensayo clínico del laboratorio chino de Sinopharm llegue a su etapa final.

Por la tarde de ayer, la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), patrocinadora de este estudio que agrupó a 12.000 personas, presentó ante la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) la solicitud de autorización de importación de las demandadas dosis que, finalmente, permitirán inmunizar a los 4.000 participantes que recibieron la cepa de Wuhan (con resultados pocos alentadores) y los 4.000 con placebo. Esto debería aprobarse entre hoy y mañana, según fuentes del Minsa. Tras ello, pasaría a las aduanas.

Piden cumplir plazos

En la víspera, y luego de idas y venidas, el Instituto Nacional de Salud (INS) autorizó a la UPCH la enmienda al protocolo y el listado de suministros, lo cual da luz verde para que la universidad tramite la importación de 16.500 dosis (500 adicionales si hay pérdidas) y la solicite ante Digemid. “Dimos todas las facilidades, tanto para sus enmiendas, así como la emisión de un decreto para que el proceso sea más rápido, pero la decisión final la tuvo el patrocinador. Optó por modificar el diseño, que estimamos podría ser la vía más larga”, indicó a este diario el jefe del INS, Víctor Suárez.

Lo cierto es que en medio de estos trámites, y luego del escándalo del vacunagate, quienes quedaron sin respuestas fueron los que pusieron el hombro en la lucha contra la COVID-19. “Pedimos que se acelere el proceso ante Digemid, se agilice el arribo de dosis, se abra el ciego; debe ser antes que termine junio. Queremos plazos ciertos”, dice Pedro Costa, representante de los voluntarios.

El orden de la vacunación

Según lo reportado por la UPCH ante el INS, los voluntarios y la Defensoría del Pueblo, lo previsto es que las vacunas arriben la cuarta semana de este mes. Tras ello, se procederá con la apertura del ciego (secreto de la vacuna) y la aplicación de las dosis. Para esto último se ha propuesto el siguiente orden: primero los que recibieron placebo; luego, los de la cepa Wuhan y, finalmente, quienes padecieron el nuevo coronavirus.

“El último paso se ha dado. El tiempo que queda es muy corto. Ni bien se tenga la confirmación de que llegaron al Perú, se abrirá el ciego”, dijo el investigador principal del ensayo clínico, Sergio Recuenco, a RPP. Aseguró que el estudio “no ha sido dañado” tras el vacunagate.

Por su parte, el comisionado del derecho a la salud de la Defensoría, Carlos Almonacid, señaló que si bien lo positivo es que la situación se está resolviendo, hubo problemas previos como la comunicación con los voluntarios y mucha incertidumbre. “A eso hay que sumarles los cambios de investigador principal. No se podía avanzar si no había quién se responsabilice de los trámites”.

Defensoría: No dejar de lado a los 126 trabajadores de salud

El comisionado del derecho a la salud de la Defensoría del Pueblo, Carlos Almonacid, refirió que aún está pendiente atender a 126 voluntarios, que forman parte del personal de salud, a quienes solo se les inoculó la primera dosis y ya pasó el plazo para la segunda. “Se necesita saber cuándo y dónde se les vacunará. Si bien hay un compromiso, falta esa información”, dijo el funcionario que ha seguido el tema desde el inicio.

Lo que se espera es que sean incorporados al plan nacional de vacunación, que ya está en marcha.

Según los voluntarios, este viernes recién se dio una reunión conjunta con el INS y UPCH tras la intervención de la Defensoría.

Denuncia

Como lo informó La República, cientos de voluntarios tenían previsto interponer una denuncia contra la UPCH y los responsables del estudio por el delito contra la vida el cuerpo y la salud. Esto se mantiene en pie, según Pedro Costa.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.