AHORA - Guido Bellido convoca esta noche a los ministros en Palacio de Gobierno AHORA - Ética aprueba denuncia contra congresista de AP que intentó sobornar a periodista de La República

Habilitarán de manera temporal el tramo II de la vía Prialé

Cuatro años después. Trabajos provisionales se realizan en 8 kilómetros. Obra será provisional hasta que se logre un acuerdo entre Rutas de Lima y la MML.

No avanza. Obra se encuentra detenida desde 2017 debido a problemas en el contrato con Rutas de Lima. Foto: Antonio Melgarejo/La República
No avanza. Obra se encuentra detenida desde 2017 debido a problemas en el contrato con Rutas de Lima. Foto: Antonio Melgarejo/La República
Denisse Torrico

Tras cuatro años de paralización, la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) habilitará de forma provisional el segundo tramo de la carretera Ramiro Prialé, el cual estaría listo en julio. Los trabajos se vienen realizando en 8 kilómetros, desde el cruce de las avenidas Las Torres con Ramiro Prialé hasta el centro deportivo Von Humboldt (ver infografía).

Según la gerente de promoción de la inversión de la Municipalidad de Lima, Sarita Vílchez, esta habilitación es una solución momentánea mientras duran las negociaciones de nuevas adendas con la concesionaria Rutas de Lima. El proyecto a cargo de la empresa municipal Emape favorecerá a más de 800 mil vecinos que viven en los distritos de Lurigancho-Chosica y Ate, así como a miles de transportistas.

Al ser consultados, usuarios de esta vía calificaron los trabajos como una “burla”, ya que vienen esperando desde hace cuatro años la prometida autopista Ramiro Prialé. Señalaron que deben padecer a diario por el mal estado de las vías y por la gran congestión vehicular que se forma debido al cierre de tramos de la Carretera Central.

Ante ello, la funcionaria municipal señaló a La República que “con este pavimento provisional los ciudadanos limeños tendrán una salida que los conecte con el centro de la ciudad”.

Paralizada cuatro años

Y a pesar de que el 94% de los terrenos por donde seguirá la vía se encuentran disponibles, el contrato entre Rutas de Lima y la comuna limeña impide que la construcción avance si los tres tramos no están liberados antes. Y es justo el tercero el que presenta problemas, ya que en dicho espacio están situados el Colegio Mayor, la Central Hidroeléctrica de Huampaní y un camino Inca, considerado patrimonio cultural.

Por tal motivo, la comuna metropolitana presentó en el 2020 una adenda que incluye cláusulas anticorrupción y estudios de ingeniería para establecer un nuevo trazo que no afecte las entidades señadas.

No obstante, esta propuesta fue desestimada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) el pasado 23 de abril.

“El contrato no te permite hacer entregas parciales. Es imposible liberar la tercera parte. Por ello nosotros apuntamos a la modificación del contrato”, comenta Vílchez.

Agrega que continuarán insistiendo con esta propuesta. “Solicitaremos al MEF los recursos a efectos de atender aquellos compromisos que ya no podría atender el concesionario con esta opinión desfavorable”.

Vocera. Sarita Vílchez señala que insistirán con adenda. Foto: difusión

Por su parte, Rutas de Lima señala que han “asumido el compromiso de realizar estudios técnicos para evaluar un nuevo trazo en el tramo III de Ramiro Prialé, lo que debería ser materializado a través de una adenda”. Sin embargo, aseguran encontrarse a la espera de que se liberen los terrenos destinados para la obra.

Agregan que una vez liberado el terreno, recién se buscará el financiamiento.

“Confiamos en que se concluirá con el porcentaje restante de los terrenos por expropiar y las interferencias por remover, y en ese momento se retomará la búsqueda del financiamiento para poder terminar la obra, conforme lo prevé el contrato de concesión”, precisaron.

Muñoz asegura que hubo corrupción

El alcalde de Lima, Jorge Muñoz, señaló que el contrato de la autopista Ramiro Prialé fue “tocado” por la corrupción”.

“Tengo la absoluta certeza de que ambos contratos fueron tocados por la corrupción (uno de ellos es el de Ramiro Prialé). ¿Cuál fue la trampa? Que las tres etapas se tenían que liberar juntas para poder hacer las obras. No se puede hacer (la obra) por la tercera etapa”, señaló a este diario.