VACUNAFEST - Todo lo que debes saber sobre la sétima jornada de inmunización a rezagados y jóvenes de 18 años AHORA - Detienen a gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, por integrar presunta organización criminal

Ancón: encuentran sin vida a estudiante de la Marina en puesto de vigilancia

El joven fue hallado con un disparo en la cabeza en la torre de vigilancia. Marina de Guerra iniciará una investigación.

Familia pide justicia ante la muerte del joven de 22 años. Foto: captura de América
Familia pide justicia ante la muerte del joven de 22 años. Foto: captura de América
Sociedad LR

El estudiante de la Marina de Guerra del Perú identificado como Erick Alexander Huari Venturo (22) fue encontrado sin vida en su puesto de vigilancia, en la sede de la institución en Ancón. De acuerdo a información de su compañero, el joven tenía un disparo en la cabeza y yacía en el piso.

A las 4.00 a. m. ,su colega acudió a la torre de monitoreo para realizar el cambio de guardia cuando encontró ese escenario. Así, avisó a los otros miembros del cuartel para auxiliar a Huari; sin embargo, no pudieron hacer nada. Horas más tarde, informarían a la familia su deceso.

“En la mañana llegaron dos oficiales a Cañete diciéndome que mi hijo había fallecido”, indicó Blanca Venturo, mamá del estudiante, en América. Asimismo, indicó que aún desconocen el motivo de deceso y que pronto le dirían qué habría ocurrido.

Lazy loaded component

“No sabemos nada. Solo sabemos que hubo un disparo. Pedimos justicia”, añadió la tía del fallecido. Erick Alexander Huari Venturo ingresó en 2019 a la institución y cursaba el tercer año de la Escuela Naval. Así también, él realizaba sus operaciones dentro de la base de Ancón. Solo le faltaba medio año más para su egreso.

A través de un comunicado, la Marina de Guerra del Perú informó que ha dispuesto las acciones correspondientes para determinar las causas del fallecimiento de Huari Venturo y lamentó profundamente el deceso de uno de sus integrantes. Tras finalizar todo el protocolo de necropsia en la Morgue de Lima, el féretro se llevó los restos del alumnos a Cañete.