Invasores bloquean avenidas tras la llegada de la Policía a Lomo de Corvina

Los agentes llegaron hasta el lugar ocupado por personas que aseguran no tener ningún recurso. Ellos se atrincheraron con la quema de llantas.

A las 7.10 a. m., la PNP empezó a subir para replegar a los invasores. Foto:  Deysi Portuguez / URPI-LR
A las 7.10 a. m., la PNP empezó a subir para replegar a los invasores. Foto: Deysi Portuguez / URPI-LR
Sociedad LR

Desde horas de la mañana la Policía Nacional envió más agentes a la zona invadida de Lomo de Corvina, en Villa El Salvador. En el lugar, un grupo de los nuevos habitantes se atrincheraron para defender su posición.

El arribo del primer bus fue una señal de alarma para quienes ocupan este espacio desde el 10 de abril. Suficiente motivo para que se unan y quemen llantas a modo preventivo. Así, muchos ocupantes demostraron estar dispuestos a luchar por el espacio.

Alrededor de las 6.30 a. m. llegó otra unidad de transporte con más agentes policiales, lo que terminó por irritar los ánimos de quienes desde la altura custodiaban el ingreso a la zona invadida. Algunas personas lanzaron llantas a la Panamericana Sur.

Algunos de los residentes del terreno no apto para construir abandonaron el lugar en disputa ante la posibilidad de un enfrentamiento con repercusiones. Ellos eran insultados por los invasores y en su salida del lugar no daban ninguna declaración a la prensa. La mayoría de casos se trataba de familias con menores.

El ingreso de las fuerzas del orden inició a las 7.10 a. m. con la subida de los agentes por la avenida Talara. En el operativo se dispararon gases lacrimógenos, lo que causó molestias en los vecinos de alrededor. Muchos de ellos denunciaron ante las cámaras de prensa cómo eran afectados los niños y personas vulnerables que viven cerca del lugar.

Mientras la PNP lanzaba las bombas lacrimógenas, los desalojados se defendían y atacaban con palos y piedras.

Un día antes del operativo, el martes 27 de abril, el general César Cervantes, Comandante General de la Policía Nacional del Perú (PNP), advirtió que la institución actuaría en el desalojo de las 2.000 personas de Lomo de Corvina.

“En la parte de abajo es un arenal, es areniza y por lo tanto va a haber desplazamientos. Es muy peligroso que estén, ya hemos visto que un ciudadano ha fallecido. Indudablemente que se acuerda con las autoridades respectivas, el Ministerio Público, a que tienen que desalojar esas zonas, primero por su salud, su integridad y vida; y luego por el respeto al patrimonio, en este caso del Estado”, declaró en aquella oportunidad Cervantes a Canal N.