Cementerio El Ángel: aumenta demanda de nichos en Lima por COVID-19

La representante de la Beneficencia aseguró que solo cuentan con 30 nichos en la actualidad. Señaló que el número de fallecidos se incrementó durante la pandemia.

Cementerio El Ángel tiene capacidad para un total de 600.000 personas. Su capacidad está llegando al límite. Foto: La República
Cementerio El Ángel tiene capacidad para un total de 600.000 personas. Su capacidad está llegando al límite. Foto: La República
Sociedad LR

El Cementerio El Ángel, uno de los camposantos más conocidos en Lima, está llegando a su tope de nichos y tumbas ante el creciente aumento de fallecidos por coronavirus en Perú. De acuerdo a la representante de la Beneficencia de la Municipalidad de Lima, solo cuentan con 30 nichos en la actualidad.

“En la primera ola, nosotros teníamos la opción de la cremación, incluso era estipulado por ley de esa manera para quien fallecía por COVID-19. Ahora, con la opción de la inhumación, ha hecho que la demanda de nichos en el Cementerio El Ángel crezca. Actualmente, solo contamos con 30″, indicó Roxana Ayvar para Latina.

Asimismo, en el caso de las tumbas, señaló que solo quedan 40. “Antes de pandemia podíamos tener hasta cinco sepelios por día. Ahora, podemos tener entre 12 sepelios al día. Ese ha sido el pico de todos”, expresó.

Lazy loaded component

Ante esta situación, la institución ha decidido ampliar el espacio disponible con un nuevo pabellón de 154 nichos nuevos. A finales de abril, consideran que implementarán también otros 2.000. En tanto, se añadirán unas 7.000 tumbas. Esta segunda ola, según Ayvar, ha ocasionado un alza en la demanda en Lima.

De acuerdo a cifras de la Sala Situacional del Ministerio de Salud, Perú superó las 60.000 muertes por el virus. Solo en las últimas 24 horas se reportó 289 fallecidos por la enfermedad. Expertos sostuvieron a La República que el comportamiento de la población ha influido en las actuales estadísticas de la pandemia.

“Muchas veces se le atribuye al virus un efecto, cuando en realidad el efecto lo hacemos nosotros si nos descuidamos. Si la gente no mide los aforos, si el transporte va repleto, la Semana Santa... Todo contribuye a incrementar los contagios”, explicó el virólogo e investigador Juan More Bayona.