Defensoría del Pueblo pide distribuir mascarillas en zonas de alto riesgo

LR Norte

Piden distribución inmediata para reducir los contagios. Foto: La República
Piden distribución inmediata para reducir los contagios. Foto: La República

La institución recomienda el uso de mascarillas KN95, doble mascarilla o una mascarilla quirúrgica debajo de una de tela, para tener mejor protección.

Ante el preocupante aumento de casos de personas infectadas con la COVID-19, la Defensoría del Pueblo se dirigió al Ministerio de Salud (Minsa) para insistir en la necesidad de incrementar a la brevedad, la entrega gratuita de mascarillas en aquellas zonas con mayores índices de contagio y niveles de pobreza extrema.

Además, la institución recordó que las mascarillas de tela no serían una medida preventiva suficiente, ya que pueden estar mal confeccionadas o no logran un buen ajuste, lo que limitaría su efectiva protección. En ese sentido, también reiteró la necesidad de que el Minsa actualice inmediatamente las “Especificaciones técnicas para la confección de mascarillas textiles de uso comunitario”, conforme a lo señalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde julio de 2020, la Defensoría del Pueblo viene insistiendo en la necesidad de actualizar dichas especificaciones técnicas que fueron aprobadas en marzo de 2020. Más aún cuando el Minsa recomienda constantemente en sus redes sociales el uso de mascarillas KN95, el uso de doble mascarilla o una mascarilla quirúrgica debajo de una de tela, para tener mejor protección.

Por ello, a través de un oficio remitido al Viceministerio de Prestaciones y Aseguramiento en Salud del Minsa, la institución también pidió reforzar las campañas masivas de información relacionadas a la importancia del correcto uso de las mascarillas para proteger la salud.

Con la finalidad de evitar más contagios y muertes por el virus, la Defensoría del Pueblo hizo un llamado a la población a cumplir con el correcto uso de las mascarillas, que cubran nariz y boca, así como con el distanciamiento físico, medidas fundamentales en la lucha contra el COVID-19.