EN VIVO - Últimas noticias sobre el derrame de petróleo de Repsol

Realizan plantón para implorar por una cama UCI para paciente COVID-19

Familiares de hombre aseguran que ya no saben qué más hacer para intentar obtener una respuesta del hospital Hipólito Unanue. Paciente satura 53 y temen que no resista más tiempo sin ventilación mecánica.

No pierden la esperanza. La familia Serrano asegura que luchará hasta cuando sea necesario para ver recuperado a su ser querido. Foto: Grace Mora / URPI - LR
No pierden la esperanza. La familia Serrano asegura que luchará hasta cuando sea necesario para ver recuperado a su ser querido. Foto: Grace Mora / URPI - LR
Sociedad LR

Con información de Grace Mora / URPI - LR

El drama de la familia Serrano a causa de la COVID-19 continúa. Esta vez, ellos están en la búsqueda de una cama UCI para su ser querido que se encuentra internado en el Hospital Nacional Hipólito Unanue desde hace una semana.

El caso de Carlos Serrano Melitón fue abordado por La República hace unos días cuando su hija Carla denunciaba que el nosocomio no dejaba ingresar una cánula de alto flujo que podría ayudar a mejorar el estado del paciente, a pesar de que uno de los médicos se la habría pedido.

En respuesta, el Ministerio de Salud aseguró que las cánulas de alto flujo no deben ser solicitadas a los familiares, pues es el hospital el que lo brinda o alquila directamente cuando sea necesario y bajo indicación del médico tratante.

Desde entonces, el hombre, quien recibe oxígeno a través de máscara de reservorio, permanece a la espera de ingresar a cuidados intensivos. La espera se hace una eternidad para sus seres queridos.

Carla Serrano afirma que cuando su progenitor ingresó al nosocomio el lunes 12 de abril, los médicos le dijeron que era muy probable que se recupere pronto. Sin embargo, al día siguiente la llamaron para decirle que su estado había desmejorado bastante y que necesitaba de una cama UCI, pero que por el momento se encontraba en la lista de espera.

Lazy loaded component

La joven afirma que ahora su papá satura en 53 y tiene gran parte de los pulmones dañados, una secuela que podría durar incluso si llegara a recuperarse.

“El día de ayer nos dijeron, cuando mi padre aún saturaba todavía 56, que teníamos entre 24 y 48 horas para conseguir la cama UCI. Ya ha pasado un día y mi padre ya está con saturación 53. Por favor, ayúdennos a no perderlo, es una vida valiosa”, señala Carla angustiada.

Aquella vez que respondieron sobre la cánula de alto flujo, desde el Minsa indicaron que el paciente se encuentra a la espera de cama UCI y que le proporcionarían una cuando esté disponible. Tampoco precisaron en qué número de la lista se encontraba.

Al ver agotadas todas sus posibilidades de comunicación con el nosocomio y las autoridades, Carla y sus familiares decidieron hacer un plantón en los exteriores con la esperanza de que esta vez sean escuchados.

“Cada hora que pasa, la esperanza de tener nuevamente junto a nosotros a mi padre va desvaneciéndose. Sus pulmones no están teniendo la ayuda que debería tener, que es una cama UCI con el ventilador mecánico. Pedimos ayuda, es la única opción que tenemos”, comentó.