Fiscalía interviene vacunación de Policía en Arequipa por incluir a civiles en padrón

Elmer Mamani

La Republica
Primera línea. Tienen derecho a vacunarse para protegerse del contagio, pero en su padrón se encontró a civiles.

Operativo. Acudieron a colegio PNP Neptalí Valderrama. Hallaron que cuatro personas son civiles. Jefe de Macro Región Policial sostuvo que en tres casos son derechohabientes de efectivos que tienen el derecho de ser inmunizados.

Continúan los cuestionamientos a la vacunación de la región policial de Arequipa. La Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios y la Dirección Contra la Corrupción de Arequipa de la Policía, intervinieron ayer uno de los locales de inmunización. Se presume que vacunaron a civiles pese a que no les correspondía.

Acudieron a la institución educativa PNP Neptalí Valderrama Ampuero (Paucarpata) donde se inició la aplicación de las segundas dosis al personal. Son 7.020 vacunas las enviadas para esta institución. Sin embargo, se presume que se incluyó a personas civiles que no pertenecen a la Policía, institución de primera línea como el personal médico o las Fuerzas Armadas.

Según la Policía Anticorrupción los que habrían recibido irregularmente la primera dosis y podrían ser inoculados con la segunda son Julia Carmen Ramos de Torreblanca, César Antonio Rodríguez Rubatto, Andrés Leonidas Vilca Quico y Francisco Cárdenas Rodríguez. Tres de ellos, son familiares de efectivos en actividad y retiro.

Otra es la versión del general PNP Víctor Zanabria, jefe de la Macro Región Policial. Sostuvo que ellos convocaron al Ministerio Público para dilucidar si las personas mencionadas deben recibir la segunda aplicación y que están a la espera de una respuesta. “Consultamos que si se vacunan a los que están en el padrón. Con la autorización del Ministerio Público no habría ningún acto de corrupción, si no se autoriza estaríamos enfrentando un problema de derecho a la salud”, declaró el oficial.

Zanabria sostuvo que tienen como priorización primero al personal en actividad, luego en retiro y los derechohabientes (familiares de los efectivos) mayores de 60 años. El oficial explicó que de estos 4 casos, tres son derechohabientes y solo uno es civil pero trabaja como cocinero en la Escuela de Suboficiales de la Policía. “Es un contratado civil. ¿Cómo vacuno a los 300 que comen y a su cocinero no? Se ha producido un vacío legal y hemos pedido al fiscal que la absuelva”, indicó.

En la aplicación de la primera dosis, también se cuestionó que se incluya a 400 alumnos de la escuela de suboficiales. La Contraloría aún está en evaluación de los padrones que solicitó para determinar los criterios para elaborarla. Aún no hay un pronunciamiento.

95% de policías serán vacunados

El jefe de la Macro Región Policial, general Víctor Zanabria, informó que 258 efectivos pidieron ser inmunizados, pese a que anteriormente se negaron. El oficial sostuvo que piden al Ministerio de Salud el envío de más dosis para completar este grupo o hay la posibilidad de que viajen a otra región para ser protegidos contra el COVID-19. Durante la aplicación de la primera dosis 800 efectivos desistieron de su derecho. Si llegan a vacunarse estos 258 agentes, Zanabria calculó que el 95% de personal en actividad estaría inmunizado.