Arequipa: Defensoría pide a municipios identificar casos de violencia

LR Arequipa

Representante de la Defensoría del Pueblo invocó también a la ciudadanía a denunciar hechos de violencia. Foto: La República
Representante de la Defensoría del Pueblo invocó también a la ciudadanía a denunciar hechos de violencia. Foto: La República

A raíz del triple feminicidio ocurrido en Yarabamba, el representante del defensor del pueblo en Arequipa pidió a los alcaldes provinciales y distritales, que instalen instancias que identifiquen posibles casos de riesgo.

El hallazgo de los cuerpos de Gabriela Mendoza (29) y sus dos menores hijas, en un cerro en el distrito de Yarabamba, ha conmocionado e indignado a la ciudadanía de Arequipa. Para poder evitar más casos como este, el representante de la Defensoría del Pueblo en dicha región, Ángel María Manrique, invocó al Gobierno regional, y a los alcaldes provinciales y distritales, a instalar sus “Instancias de Prevención contra la Violencia a la Mujer y los integrantes del Grupo Familiar”.

Según Manrique, estas instancias permitirán saber cuál es la situación real en cada distrito y puedan advertir situaciones de riesgo en la que se encuentren algunas personas. La finalidad es también poder tomar medidas preventivas para evitar más casos de feminicidio.

En declaración a los medios de comunicación, el defensor del pueblo pidió también un trabajo articulado entre la Policía, Ministerio Público y Poder Judicial, para poder intervenir con mayor celeridad en casos donde exista riesgo de violencia contra la mujer o al grupo familiar.

“No podemos ser indiferentes antes los hechos de violencia, si usted como vecino ve alguna situación de violencia lo mejor que puede hacer es denunciar ante la Policía”, pidió a la población.

Caso

Gabriela y sus dos menores hijas fueron encontradas el último viernes cerca de las 11.00 a. m. por un grupo de ciclistas que pasaban cerca de la autopista Arequipa - Chapi.

Tanto la madre como sus hijas, de 3 y 5 años, fueron reportadas como desaparecidas desde el 14 de abril. La escena con la que se encontraron los peritos e investigadores de la Policía dio cuenta de que las tres fueron ultimadas en otro lugar y, posteriormente, sus cuerpos fueron abandonados.

El principal sospechoso, Edgar Pinto Gómez, expareja de Gabriela, ya se encuentra detenido por la Policía.