Sociedad

INSN San Borja: niños que nacieron con sordera escucharon por primera vez

Tras un par de años de terapia y tratamiento, los pequeños podrán comunicarse con normalidad.

Un equipo multidisciplinario de médicos se encargó de las cirugías y los tratamientos de los niños. Foto: Andina
Un equipo multidisciplinario de médicos se encargó de las cirugías y los tratamientos de los niños. Foto: Andina
Sociedad LR

Luego de vivir sus primeros tres años de vida con una sordera congénita, dos niños pudieron escuchar por primera vez gracias a las primeras cirugías de implante coclear efectuadas este año en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) San Borja.

Se trata de los pequeños Jireh R.C. y Alexandra C.B., procedentes de los distritos de San Juan de Miraflores y Santa Anita, quienes pudieron oír por primera vez las voces de sus madres junto con todo tipo de sonidos del ambiente. Estos pequeños habían nacido con sordera congénita denominada hipoacusia neurosensorial profunda bilateral.

El procedimiento quirúrgico que recibieron consiste en la colocación de un componente en el implante del oído interno. Luego, tras un periodo de cicatrización, se coloca y se enciende el procesador de sonido que se ubica en el oído externo.

Las cirugías que recibieron estos niños estuvieron a cargo de un equipo multidisciplinario que incluyó a especialistas en fonoaudiología, audiología, pediatría, neonatología, neurología, otorrinolaringología, psicología, pedagogía y terapia del lenguaje.

“A pesar de la pandemia por la COVID-19, el equipo de médicos no ha dejado de realizar estas cirugías de alta complejidad y hoy con alegría estamos devolviendo la esperanza de escuchar a estos pequeños”, declaró para el portal Andina el otorrinolaringólogo Francis Martínez Samaniego, quien se encargó de las cirugías de implante coclear.

Tras las exitosas operaciones, los menores deberán continuar con sus terapias auditivas verbales y del lenguaje, dentro de un lapso de uno a dos años. Esto se debe a la imposibilidad que tuvieron de aprender este tipo de comunicación mientras padecieron de la sordera en sus primeros tres años de edad.