Sinopharm: voluntarios de ensayos exigen ser vacunados contra la COVID-19

Manifestantes piden la apertura del doble ciego para conocer quienes recibieron placebo y que se cumpla con la inoculación pactada.

Participantes exigen que se abran los ciegos del ensayo y conoce quiénes recibieron la candidata a vacuna con la cepa de Beijing. Foto: captura de Canal N
Participantes exigen que se abran los ciegos del ensayo y conoce quiénes recibieron la candidata a vacuna con la cepa de Beijing. Foto: captura de Canal N
Sociedad LR

Un grupo de voluntarios de los ensayos clínicos de la vacuna del laboratorio Sinopharm protestan en los exteriores de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPC), en San Martín de Porres, por el cumplimiento de las inmunizaciones contra el nuevo coronavirus.

La vocera del grupo de manifestantes, Felicia Bravo, indicó que a la fecha no tienen información sobre plazos y cronogramas para su inoculación, además que en la entidad educativa no ha designado a un nuevo investigador principal de los estudios, tras la renuncia de la doctora Coralith García Apac.

“Queremos saber quien va a dirigir el procedimiento tras la publicación del decreto supremo. ¿Cuándo hacen el plan de contingencia?, ¿Cuándo nos comunican la apertura del doble ciego, para saber si recibimos placebo?, ¿Cuándo nos van a vacunar? Llevan cuatro meses peleándose al respecto y nosotros expectando”, sostuvo Bravo en una entrevista con Latina Noticias.

Asimismo, manifestó que, hasta el momento, han fallecido cuatro voluntarios y que están a la espera de conocer si ellos recibieron placebo o el fármaco chino. “Ni si quiera se les ha comunicado a las familia que les tocó, lo que están enfermos tampoco lo saben”, agregó.

Bravo precisó que piden conocer el estado de elaboración del informe de los ensayos, tras el destape de la inoculación irregular de funcionarios, y la fecha en la que el doble ciego será abierto e informado a cada uno de los voluntarios.

Lazy loaded component

Decreto supremo

El Poder Ejecutivo emitió un decreto supremo en el que se determina que estos participantes accedan a la inmunización contra el SARS-CoV-2. De esta forma, el investigador principal del estudio también debe proceder a abrir el ciego para así identificar quienes recibieron la vacuna —ya sea la de Wuhan o Beijing— o el placebo y determinar las identidades de los voluntarios que deben recibir la vacuna contra la COVID-19.

“El patrocinador del ensayo clínico puede administrar la vacuna en investigación a los sujetos de investigación enrolados en el ensayo clínico y que no la hayan recibido”, precisa la norma publicada la noche del 1 de abril en una edición extraordinaria del diario oficial El Peruano.

.