La Libertad: variante de coronavirus tiene en jaque a profesionales de UCI

Hugo  Rodríguez

En La Libertad hay 89 camas UCI con ventilador mecánico, todas ocupadas. Foto: Antonio Melgarejo/La República
En La Libertad hay 89 camas UCI con ventilador mecánico, todas ocupadas. Foto: Antonio Melgarejo/La República

La recuperabilidad en la primera ola fue de hasta 60%, en esta segunda ola están entre 40 y 50%: personal de salud ha tenido que aprender a convivir con el virus.

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional Docente de Trujillo, nosocomio referencial para pacientes COVID-19, cuenta con 87 profesionales y técnicos que luchan día a día en las 22 camas UCI para ganarle la batalla a la pandemia. Ellos han tenido que aprender a convivir con este virus para poder lograr la mejora de los contagiados.

La recuperación de los pacientes de UCI en el hospital regional en la primera ola fue hasta de 60%, un porcentaje alto, pero ha descendido entre 40 y 50% de recuperabilidad de los que ingresan en estado grave.

“Actualmente tenemos mayor proporción de gestantes, adultos jóvenes, de complexión atlética, hasta policías que están en estado físico óptimo, y han hecho un estado grave. Con estas nuevas variantes estamos enfrentando un incierto, ya no hay patrones únicos, las enfermedades crónicas como: obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades respiratorias, hacen a estos pacientes que sean de riesgo, pero ya no es así ahora, sobre todo porque el contagio es más rápido”, señaló el médico intensivista Percy Abanto a Soltv.

Aprendizaje

Desde los primeros pacientes que recibieron en UCI a la fecha han tenido que establecer un sin número de mecanismos que les ayuden a conseguir salvar la vida de todas estas personas que llegaban en estado de gravedad.

“Hace un año cuando nos tocó recibir a los primeros pacientes de coronavirus fueron días difíciles, de mucha incertidumbre, de temores, frente al dolor de los familiares de los pacientes, tuvimos que salir adelante, dar lo mejor de nosotros, para poder lograr la recuperación y puedan volver a sus hogares sanos”, expresó Erika Reyes Alfaro.

El soporte de Salud mental de la Gerencia de Salud de La Libertad ha sido importante para que este equipo de profesionales pueda seguir en la primera línea de batalla.

“Para muchos de ellos que atendieron los primeros casos, sus vidas han quedado marcadas. Entraron en pánico, en ansiedad y hasta depresión, pero se ha tenido el soporte de salud mental para que puedan continuar enfrentando toda esta situación y crisis sanitaria que vivimos”, indicó Luisa Chu, jefa de enfermería de UCI.

Lazy loaded component