Faltó información para proceso de vacunación de adultos mayores en Cusco

Decenas de ancianos llegaron ayer desde muy temprano al Hotel Cusco con la esperanza de recibir la primera dosis de la vacuna. Sin embargo, no pudieron acceder.

La Republica
Vacunación. Geresa instaló cuatro puntos de inoculación.
José Víctor Salcedo

Cusco. Mientras doña María Janampa, de 83 años, beneficiaria de Pensión 65, recibía la primera dosis de Pfizer, a las 8.35 de la mañana de ayer, en las instalaciones del Hotel Cusco, don Saturnino Zúñiga, de 85 años, afuera del recinto, era informado de que no estaba en la lista.

Decenas de ancianos, mayores de 80 años, llegaron desde muy temprano al Hotel Cusco con la esperanza de recibir la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19. Sin embargo, la falta de información adecuada de la Gerencia Regional de Salud (Geresa) llevó a muchos mayores a buscar la vacuna pese a que no estaban inscritos en Pensión 65.

Cusco solo recibió 1.170 dosis de la vacuna Pfizer la semana pasada. El viernes vacunaron a 126 ancianos del Centro Gerontológico San Francisco de Asís de La Recoleta y ayer los beneficiados fueron los adultos mayores de 80 años beneficiarios del programa Pensión 65. La jornada se cumplió de 08:00 a 16:00 horas en cuatro puntos de vacunación.

La Geresa informó que la vacunación será progresiva y dependerá de la disponibilidad de vacunas que distribuirá el Ministerio de Salud (Minsa). No hay que olvidar que la cantidad de vacunas adquiridas por el Ejecutivo es mínima y se distribuye a nivel nacional.

La semana pasada el gobernador regional, Jean Paul Benavente García, en reunión con el ministro de Salud, Óscar Ugarte, le pidió asegurar una dotación de 60.000 vacunas Pfizer para los adultos mayores.