EN VIVO - U. de Chile vs. Colo Colo: sigue el minuto a minuto del superclásico del fútbol chileno
EN VIVO - Perú vs. Serbia: sigue el minuto a minuto del duelo por el Mundial de Vóley sub-18

Cusco: con misa y bendición virtual se veneró al Señor de los Temblores

Una muestra de fe y tradición se vivió el Lunes Santo desde la Catedral de Cusco. Fieles participaron en celebraciones litúrgicas de forma virtual.

Un reducido número de la comunidad eclesiástica, autoridades locales, entre otros, accedieron a la catedral. Foto: Andina
Un reducido número de la comunidad eclesiástica, autoridades locales, entre otros, accedieron a la catedral. Foto: Andina
LR Cusco

El Lunes Santo es un día simbólico por la devoción al Señor de los Temblores, celebración religiosa importante para los católicos en la Ciudad Imperial. Antes de la pandemia, se realizaba una masiva procesión que era una muestra de profunda fe y tradición.

Para este 2021, se programó una misa virtual, acto que se desarrolló con aforo reducido en la catedral. Así también, esta celebración religiosa fue transmitida a través de Facebook y canales de televisión. La homilía fue oficiada por el arzobispo de Cusco, monseñor Richard Alarcón Urrutia.

Un reducido número de la comunidad eclesiástica, autoridades locales, músicos y miembros de la Policía Nacional accedieron al interior de la catedral. Todos ellos apostaron al pie de la venerada imagen para participar en la misa.

Desde temprano, se hizo el cambio de sudario, se revistió el altar con flores ñucchu, rojizas de néctar dulce, y se dispersó incienso. Con el paso de las horas, se oyó el canto melancólico de las chayñas, eternas cantoras en quechua. En tanto, el grupo de participantes mantuvo la distancia que establece el protocolo sanitario para prevenir el contagio de coronavirus.

“Jesús ahora está andando por las vías virtuales y ha llegado a nuestros hogares. Él está tocando tu puerta, él está esperando que lo recibas y lo hagas entrar a compartir tu mesa. Si lo recibes con amor, dirás el Señor está con nosotros”, expresó el arzobispo durante su homilía.

Así también, el representante de la Iglesia católica en Cusco pidió el cese de la pandemia y disminución de víctimas a causa de esta enfermedad.

Seguidamente, el Cristo crucificado realizó un breve recorrido por el interior de la catedral. Todos los actos católicos se realizaron a puerta cerrada. Autoridades cusqueñas descartaron la posibilidad de que la venerada imagen pueda salir hasta la puerta del recinto para la bendición.