Tres discursos por el teatro

En Arequipa, la máquina del cine tomó los teatros, pero otra tecnología, la televisión, permitió que este llegara a un mayor público con zarzuelas, dramas y comedias.

La Republica
LR Sur

Eduardo Ugarte

Periodista

Hace 60 años el Instituto Internacional de Teatro de la Unesco decidió celebrar la dramaturgia el 27 de marzo, lo que hizo desde 1962 con un discurso oficial de Jean Cocteau: “…dicen que la máquina ha asentado el golpe de gracia al teatro. No me la creo, y, puesto que el Instituto Internacional de Teatro me encarga que tome la palabra en su nombre, declaro, como antes se hacía para los reyes, y variando un poco la fórmula: Si el teatro ha muerto, viva el teatro!’”.

En Arequipa, la máquina del cine tomó los teatros, pero otra tecnología, la televisión (Canal 2, Televisión Sur Peruana), permitió que este llegara a un mayor público con zarzuelas, dramas y comedias bajo el impulso de Alejandro Cano y Frida Osorio, quienes en 1962 montaron “La mordaza”, de Alfonso Sastre, con actuación de Tito Salas, Irving Hartley y Nelly Daza, escenografía de Fernando Herrera, maquillaje de Nelly Salinas y efectos especiales de Juan Ojeda, entre otros, como informa el crítico Tito Cáceres. El teatro en nuestro suelo estaba vivo.

En el 50 aniversario (2012), John Malcovich se dirigió a los actores pidiendo: “Que su trabajo sea convincente y original, profundo, conmovedor, contemplativo y único. Que nos ayude a reflexionar sobre qué significa ser humano, y que esa reflexión sea bendecida con corazón, sinceridad, honestidad y gracia. Que se sobrepongan a la adversidad, a la censura, a la pobreza y al nihilismo, como muchos se verán casi ciertamente obligados a hacer.” Entonces el teatro en nuestra ciudad tenía más de medio siglo de sobreponerse.

Y este año el discurso es de Helen Mirren dando aliento en medio de la pandemia que tanto ha afectado al arte: “La maravillosa cultura del teatro vivirá mientras habitemos la tierra. El impulso creador de escritores, diseñadores, cantantes, actores, músicos y directores, no será jamás estrangulado y en un futuro muy cercano se desarrollará otra vez con fuerza y con una nueva manera de ver el mundo.” Lo que compartimos y esperamos también desde Arequipa.