PNP intervino 8.000 personas este fin de semana por desacato a restricciones

Los días 27 y 28 de marzo también se aplicaron más de 2.600 multas.

Más de 10.000 ciudadanos han sido encontrados participando de las llamadas fiestas COVID-19. Foto: difusión
Más de 10.000 ciudadanos han sido encontrados participando de las llamadas fiestas COVID-19. Foto: difusión
Sociedad LR

Solo el último fin de semana, alrededor de 8.000 personas fueron intervenidas por la Policía Nacional por desacatar las medidas de restricción establecidas por el Gobierno para frenar los contagios por coronavirus, informó el ministro de Cultura, Alejandro Neyra.

Durante una conferencia de prensa, el funcionario detalló en el periodo de tiempo mencionado, entre el 27 y 28 de marzo, se colocaron 2.627 multas por el mismo motivo.

En lo que va del año, la Policía ha intervenido a 626.527 ciudadanos por diversas infracciones al estado de emergencia. De esa cifra, 10.934 personas fueron encontradas participando en las llamadas fiestas COVID-19, de las cuales, 2.028 eran de Lima.

El ministro Neyra lamentó que, de acuerdo a los números mencionados, las reuniones sociales se continúan realizando pese a la situación crítica que vive el país.

“Todos debemos entender que hay una responsabilidad no solo individual, sino también colectiva. Creo que en estas circunstancias todos tenemos que comprender que estas medidas no van a dar resultado si es que no colaboramos todos y no ponemos de nuestra parte”, mencionó.

Movilidad

Por otro lado, el titular de Cultura señaló que la movilidad de las personas en el transporte ha venido reduciéndose, lo que ayuda a disminuir la propagación de los contagios por coronavirus.

Según Neyra, entre el 15 y 28 de marzo 241.000 pasajeros emplearon el Metropolitano. Esto representa una reducción del 4% de usuarios respecto a la quincena anterior.

Asimismo, hubo una reducción del 7% en la cantidad de pasajeros que usaron los corredores complementarios en el mismo periodo. En la Línea 1 del Metro de Lima solo se pasó de 201.703 a 201.113.

En el transporte interprovincial terrestre y el transporte aéreo también hubo una reducción de la movilidad del 36% y 27%, respectivamente.