Arzobispo de Arequipa llama a no votar por candidatos ateos

Wilder Pari

La Republica
Crítico. Del Río cuestionó a quienes no van a misa.

Javier Del Río Alba también cuestionó la cuarentena de Semana Santa impuesta por el Gobierno.

El arzobispo de Arequipa, Javier Del Río Alba, ayer, durante la misa de Domingo de Ramos, opinó sobre los comicios generales. Pidió evitar a los candidatos no creyentes. “A ver si finalmente elegimos buenos gobernantes y no elegimos ateos, agnósticos, que están destruyendo el país”, expresó.

Durante la homilía, Del Río criticó al actual gobierno de transición, señalando que está compuesto por agnósticos. Vale recordar que el presidente Francisco Sagasti no es creyente, aunque el arzobispo evitó decir su nombre. “Qué podemos esperar si nuestros gobernantes no creen en Dios, qué podemos esperar si uno es agnóstico, el otro ya dijo que deben quitar el curso de religión de las escuelas”.

Monseñor Javier Del Río también criticó la eutanasia, que está desaprobada por la Iglesia católica. En el Perú tampoco es legal, aunque recibió el permiso del Poder Judicial solo para la ciudadana Ana Estrada, decisión que tuvo una opinión favorable del presidente Sagasti.

Lo compara con el faraón

El arzobispo también cuestionó la cuarentena de Semana Santa impuesta por el Ejecutivo, que tiene como fin de evitar nuevos focos de coronavirus y que es aprobada por los médicos de las áreas COVID-19. Por esta restricción, Del Río comparó al gobierno con el faraón de Egipto del Antiguo Testamento. “Y quieren matarlo (a Jesucristo) en nuestros corazones, impidiéndonos celebrar la Pascua, como el faraón a Israel, él no quería que celebren la Pascua, no quería dejar salir a su pueblo, quería que esté encerrado igual como nos hacen a nosotros”.

En otro momento, el arzobispo de Arequipa, calificó de hipócritas a los católicos que no van a misa para protegerse del contagio del coronavirus, a pesar que acuden a sus centros de trabajo el resto de la semana. “De lunes a sábado salen a trabajar, pero el domingo no van a misa porque hay que cuidarse, ¡hipócritas!. No estoy hablando de las personas que tienen alguna comorbilidad”, dijo.