Revocan prisión preventiva y dictan arresto domiciliario para Anselmo Lozano

Poder Judicial dispuso que suspendido gobernador sea investigado en su vivienda por ser una persona con comorbilidades.

Anselmo Lozano cumplirá arresto domiciliario por caso El Imperio del Mal. Foto: La República
Anselmo Lozano cumplirá arresto domiciliario por caso El Imperio del Mal. Foto: La República
Carlos Vásquez

El Poder Judicial resolvió que se revoque la prisión preventiva de 24 meses impuesta al suspendido gobernador regional de Lambayeque Anselmo Lozano Centurión, investigado por el caso El Imperio del Mal, y se dicte arresto domiciliario.

Resolución

Dicha medida fue impuesta por los jueces de la Tercera Sala Penal de Apelaciones de Lambayeque por un plazo de nueve meses. La misma restricción alcanzó al investigado Harry Gonzales Solano, exgerente de Infraestructura.

La Resolución n.° 2 mencionó la prohibición de comunicación con testigos en las investigaciones del Ministerio Público, así como informar la dirección respectiva donde se cumplirá el arresto domiciliario previa constatación de su seguridad.

El colegiado también revocó la prisión preventiva de 24 meses contra el imputado Oswan Yangua Criollo, a quien se le dictó comparecencia con restricciones y el cumplimiento de normas de conducta.

Para la sala concurren los presupuesto de peligro de fuga y obstaculización de la justicia en Lozano Centurión; sin embargo, es una persona de 69 años de edad y padece comorbilidades, como el asma y la hipertensión arterial, lo que lo hace vulnerable ante la COVID-19.

Actualmente, Lozano Centurión permanece internado en una clínica de la ciudad de Chiclayo por complicaciones en su estado de salud. Desde que se ordenó su detención preliminar el 27 de enero, fue ingresado al nosocomio.

Un argumento similar sostienen los jueces respecto a Gonzales Solano, debido a que es una persona de riesgo a contraer el nuevo coronavirus por tener 71 años de edad.

Investigaciones

Según las investigaciones de la fiscal Karim Ninaquispe Gil, Anselmo Lozano habría obtenido diversas sumas de dinero o dádivas cuando fue alcalde de La Victoria, entre el 2015 y 2019. Los contratistas le habría pagado sobornos tras haber conseguido las adjudicaciones de determinadas obras.