Cusco: Gobierno empezó entrega de tabletas a estudiantes con escasos recursos económicos

Un paso. Antes del 5 de abril, fecha de inicio de “Aprendo en casa”, se prevé la distribución de más de 71.000 equipos.

Distribución. Autoridades educativas trasladaron los equipos a varias provincias altoandinas y selváticas de la región Cusco.
Distribución. Autoridades educativas trasladaron los equipos a varias provincias altoandinas y selváticas de la región Cusco.
José Víctor Salcedo

Antes del 5 de abril concluirá la entrega de 81.453 tabletas a los estudiantes con escasos recursos económicos de la región Cusco. Con esto se busca garantizar el acceso de estos estudiantes a las clases que empezarán a dictarse mediante la estrategia “Aprendo en casa”. Hasta la fecha, solo se distribuyeron 9 mil 500 tabletas. Desde el lunes reinició la entrega de los 71 mil 851 equipos faltantes.

La población estudiantil esperó desde el segundo semestre del 2020 la llegada de los equipos. Sin embargo, los alumnos fueron perjudicados por vicios en los procesos la adquisición de 1 millón 56 mil 430 tabletas del Ministerio de Educación (Minedu). Así el objetivo de proporcionar la tecnología a estudiantes y docentes que no podían acceder a la educación virtual no cumplió. Hasta ahora.

La distribución de los equipos llegará a estudiantes de tres mil instituciones educativas rurales y de zonas urbanas en situación de pobreza extrema en la región imperial.

Minedu aceleró la entrega tras la alerta lanzada por la Contraloría en el sentido de que el inicio del año escolar pondría en riesgo el acceso a las clases a distancia. Las tabletas cuentan con 37 aplicativos y todo el programa de “Aprendo en casa”. Se entrega una tableta por familia.

El gerente regional de Educación del Cusco, Arturo Ferro Vásquez, dijo que la brecha tecnológica, es decir, la falta de acceso a las clases a distancia, continuará en algunas zonas urbanas pobres. Y es que no solo es la falta de equipos sino también la ausencia de servicios de Internet y electricidad. En este último caso hay una brecha de 17% de poblados donde no se cuenta con este servicio.

El 15 de marzo pasado, a menos de 50 minutos del centro de la ciudad del Cusco, unas 50 familias de la APV K’ayrapampa (San Jerónimo) protestaron porque carecen de energía eléctrica y eso impide que los niños y adolescentes puedan estudiar.