VRAEM - Reportan muerte de 2 miembros de las FF. AA. en enfrentamiento contra terroristas
Sociedad

Niños de Cusco protestan por energía eléctrica para sus clases virtuales

En lugar de tomar cuadernos y celulares, los pequeños de K’ayrapampa salieron a protestar con carteles en mano.

Niños tomaron las calles para protestar por el servicio de energía eléctrica. Foto: La República
Niños tomaron las calles para protestar por el servicio de energía eléctrica. Foto: La República
José Víctor Salcedo

Ocho de la mañana del lunes, día del inicio del año escolar 2021. Pedro, un estudiante de primaria, tuvo que protestar en vez de iniciar sus clases. El niño vive en el sector de K’ayrapampa del distrito de San Jerónimo, a unos kilómetros del Centro Histórico de la ciudad del Cusco.

Pedro en vez de cuadernos o un celular o una computadora llevaba en sus manos un cartel. Allí se lee: “Tengo toda la energía para estudiar, solo me falta la energía eléctrica”.

En K’ayrapampa no hay servicio de energía eléctrica, porque la zona carece de habilitación urbana. “Hago mis clases en vela nomás en las noches. Pido que nos den luz a nuestro sector”, reclama el niño.

“Necesitamos energía (eléctrica) para estudiar. Nosotros tenemos que pagar para que nos puedan cargar el celular o alquilamos un cuarto que tenga energía. Señor alcalde, le pido que nos apoye. No tenemos luz y no podemos hacer clases virtuales. Yo casi no me conecto a la semana y no aprendo”, añade una niña.

Por su lado, las madres de K’ayrapampa, una zona donde viven alrededor de 60 familias, muestran su preocupación. “Nuestros hijos no pueden hacer clases”, señalan y explican que muchas veces deben alquilar cuartos o hacer cargar los celulares para que los menores reciban clases. El último poste de electricidad está ubicado a 300 metros del sector.

Ante las dificultades, los padres y madres de familia acudieron a la Municipalidad Distrital de San Jerónimo y Electro Sur Este para gestionar la instalación del servicio, pero la empresa les dijo que primero debería haber habilitación urbana. Sin eso la educación seguirá siendo un derecho que no pueden ejercer los menores de K’ayrapampa.

A unos kilómetros de K’ayrapampa, en la comunidad campesina de Tambomachay, distrito del Cusco, muchos niños tampoco iniciaron sus labores escolares, pero por falta de acceso a internet. Los padres de familia de la zona exigieron a las autoridades priorizar la conectividad para evitar que sus niños pierdan el año escolar.

Menos del 59% de escolares iniciaron con sus clases virtuales en la región Cusco por incapacidad de sus autoridades del sector Educación. A nivel regional se matricularon en los colegios públicos 307.000 estudiantes.

En tanto, el Ministerio de Educación (Minedu) solo entregó 9.500 tabletas de las 81.453 que debía proveer a los estudiantes de escasos recursos económicos de la región imperial del Cusco, una brecha que esperan sea cerrada antes del 5 de abril cuando debe empezar Aprendo en casa.

El gerente de Educación, Arturo Ferro, sostuvo que las tabletas llegan este lunes y serán distribuidas a los alumnos.

Agregó que en el Bajo Urubamba empezarán clases semipresenciales por pedido de las comunidades.