Devida lamenta asesinato de defensora ambiental en Chanchamayo

Elizabeth Prado

La defensora ambiental Estela Casanto Mauricio fue víctima de homicidio. Foto: Web Superlativa Perú
La defensora ambiental Estela Casanto Mauricio fue víctima de homicidio. Foto: Web Superlativa Perú

Rechaza la invasión, abuso y presencia de organizaciones criminales en territorios de comunidades nativas.

Mediante un comunicado, la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), se pronunció sobre el asesinato de la defensora ambiental Estela Casanto Mauricio (55), de la comunidad nativa Shankivironi, en el valle del Perené, en Chanchamayo, región Junín.

Tras lamentar la muerte de Estela Casanto, que se suma a otros asesinatos de líderes indígenas por defender la integridad de sus territorios, esta organización adscrita a la Presidencia del Consejo de Ministros rechazó la intromisión, invasión, abuso y presencia de traficantes de drogas y terrenos en predios comunales.

Afirmó su respeto a los pueblos indígenas amazónicos que desempeñan un papel fundamental en el cuidado del medio ambiente, así como el derecho a su propio idioma, cultura, religión y el territorio que habitan ancestralmente.

De ahí, su convencimiento en impulsar el desarrollo de las comunidades que apuestan por una economía lícita.

Señaló que a la fecha están atendiendo a 185 comunidades y han intervenido en 9.273 hectáreas de cultivo alternativo que integran 10.436 familias de las etnias Ashaninka, Matsiguenga, Nomatsiguenga, Cacataibo, Yanesha y Ticuna. Las actividades productivas tienen que ver con cacao, café y piscicultura.

Refirió que este año se inició la implementación del cultivo de café en Chanchamayo, mediante la municipalidad de esta provincia, con una inversión de un millón de soles.

Los distritos beneficiarios son San Ramón, Vitoc, Chanchamayo y Perené. En este último se encuentra la comunidad nativa Shankivironi.